Para conmemorar el Día Internacional del Trabajador, la Multisectorial de Río Grande convocó a “una olla popular y acto unitario”. Sindicatos, organizaciones barriales, jubilados, estudiantes y partidos políticos serán parte de la actividad. Por su parte la CGT Río Grande emitirá un documento único.

Desde la Multisectorial informaron que el evento se realizará el martes 1 de mayo desde las 11 hasta las 14, en la esquina de San Martín y Belgrano. Se montará la olla y luego habrá un acto con oradores de las organizaciones que representan a los trabajadores y jubilados.

Representantes de la Multisectorial, que entre otros integran organizaciones como la UOM, el SUTEF, ANUSATE, Sindicato de Prensa, Jubilados de ATE, Jubilados TDF, Centros de Estudiantes, Organizaciones Barriales, FORJA, UST, Agrupación 20 Verdades y otras,  destacaron la importancia de “estar en la calle, porque el 1 de Mayo es un día de lucha y porque los tiempos que corren nos imponen cristalizar la más amplia unidad, para salir al cruce de las políticas de entrega y hambre de los Gobiernos de Macri y Bertone”.

CGT Río Grande

Por su parte desde la CGT Regional Río Grande informaron, luego de la reunión realizad el viernes, que para conmemorar el Día Internacional del Trabajador emitirán un documento único que se dará a conocer el martes donde analizan la situación de los trabajadores en la actual coyuntura que atraviesa la provincia y el país.

Asimismo informaron que los gremios que integran la CGT desarrollarán, por su parte, distintas actividades con sus afiliados.

El recuerdo

A fines de abril de 1886, un grupo de obreros anarquistas lanzó en Chicago una campaña para lograr la jornada de ocho horas. El 1 de mayo convocaron a una gran manifestación; allí estaban los obreros con sus mujeres y sus hijos pero fueron violentamente reprimidos por la policía y quedaron tendidos sobre el empedrado dos trabajadores muertos. Tres días después se convocó a otra marcha y esta vez la represión fue peor. En medio de la confusión alguien arrojó una bomba y murieron varios uniformados.

Se desató de inmediato la furia policial y en pocos minutos los muertos obreros se contaban por decenas. El saldo final fue de ochenta trabajadores fallecidos y doscientos heridos. Además fueron detenidos ocho dirigentes sindicales; se trataba de Adolph Fischer, Augusto Spies, Albert Parsons, George Engel, Louis Lingg, Michael Schwab, Samuel Fielden y Oscar Neebe. Tras un breve y parcial proceso, los cuatro primeros fueron ahorcados el 11 de noviembre de 1887.

En 1889, la Conferencia Internacional de Trabajadores acordó fijar el 1 de mayo como el día de los trabajadores, una jornada de lucha en recuerdo de los “mártires de Chicago”.