Los pasajeros varados por los vuelos cancelados por la línea de bandera, se encontraron en el día de hoy en la difícil tarea de buscar una alternativa para su viaje.  Muchos se presentaron en las oficinas de Aerolíneas y otros emprendieron la difícil tarea de comunicarse con el call center 0810-222-VOLAR(86527)

En el caso de los que optaron por acudir a las oficinas comerciales se encontraron con que delante suyo había un promedio de 130 personas esperando con la misma problemática.

A través del call center pasaban horas hasta que lograban que los comunicaran con una máquina y luego debían esperar a ver si eran atendidos o no.  Una vez atendidos debían rogar para que no se cortara la comunicación.

En el caso de una persona que debía viajar en el vuelo previsto para hoy miércoles a las 19 horas desde Río Grande a Buenos Aires, la opción ofrecida por la empresa fue para vuelos en los primeros días de enero.

En el caso de querer salir a Ushuaia la situación era similar, sólo quedaban algunos lugares para el 26 y 28.

Finalmente la opción más cercana ofrecida fue saliendo el 24 de diciembre a las 11:05  de la mañana desde Ushuaia a Calafate, lugar donde arriba a las 12:25 y se debe esperar hasta las 16:45 para volver a salir de Calafate hacia Buenos Aires, donde arriba a las 19:40 horas.

En el call center se informaba  que para el destino no tenían previsto incorporar nuevos vuelos por lo que estaban tratando de ubicar a la gente en lugares que sobraban en los vuelos ya establecidos.

Además aclaran que no se hacen cargo de ningún gasto extra porque lo sucedido no es responsabilidad de la empresa.