Así lo afirmó el Ministro de Finanzas Públicas, Guillermo Fernández, en relación a la formalización de un reclamo por el pago de la deuda de coparticipación, que hizo el municipio de Río Grande.

Según el secretario de Finanzas del municipio, Diego López, el atraso ronda los 50 días, y el monto adeudado, se acerca a los $450 millones de pesos.

“Desde el inicio de la gestión, se sigue manteniendo el compromiso asumido a principios de año de transferir todos los martes y viernes. Asimismo, se sigue manteniendo el compromiso de no demorar en más de 20 días hábiles las transferencias”, dijo el Ministro Fernández.

Y detalló: “Considerando el período desde nuestra asunción hasta el día de hoy inclusive se transfirieron más de $1.657 millones de pesos en concepto de coparticipación nacional, provincial y regalías. Asimismo, se han transferido $20,8 millones como consecuencia del Convenio de deuda tributaria celebrado entre el Gobierno de la Provincia y el Municipio en 2019. En total, casi $ 1700 millones. Todo esto en el peor contexto económico que se ha debido enfrentar en la historia de la provincia”.

El Ministro Fernández indicó que “los recursos transferidos a la actualidad equivalen al Plan de Obras de los vecinos de Río Grande por 3 años y medio, o el equivalente a lo que deberá afrontar la provincia en las tres ciudades en concepto del subsidio al gas envasado durante 2020”.

En este sentido, se debe considerar que “en ningún momento se ha perjudicado a los vecinos de Río Grande, y se puede dar fe que hemos atendido desde los diversos órganos de la provincia sus necesidades. Siendo así, si de ellos se trata los mismos han sido protegidos y contenidos desde cada área del gobierno provincial”.

Desde Gobierno, afirman que “se arbitran todos los medios para que los responsables de gestionar el Municipio de Río Grande estén informados respecto de los pagos efectuados por la Tesorería General de Gobierno. Para ello, se emiten informes periódicos con los pagos efectuados en el transcurso de los 5 (cinco) primeros días hábiles de cada mes, enviándole un listado detallado de los pagos a la casilla de correo del secretario de Finanzas, Diego López”.

“Tanto la contadora general de la provincia como el Tesorero General se comunican con sus pares del municipio a efectos de responder cada uno de los requerimientos vinculados a las fechas de pago, otorgando previsibilidad a los mismos y la información que precisan”, insistió Fernández.

En cuanto a deuda por liquidaciones definitivas, no existe a la fecha saldo a favor del Municipio, ello atento a que en los decretos definitivos continúa absorbiéndose el saldo en contra del Municipio que surge en función a lo dispuesto por una resolución de Economía del año 2019 por las sumas abonadas de más al Municipio.
En relación a deuda tributaria que la Provincia pudiera mantener con el Municipio, a la fecha no ha habido un acercamiento desde las autoridades municipales a fin de trabajar en pos de una conciliación de deuda, en términos que debe ser.

“Estamos de más interesados en que trabajemos en determinar las sumas que corresponden porque a ello se destinarán los fondos percibidos en concepto de aporte”, aseguró Fernández.