Resta avanzar en el armado del proyecto ejecutivo que será sometido a audiencia pública. Tras los cuestionamientos que se realizaron desde distintos sectores a la aprobación de la expropiación para avanzar en la obra, funcionarios provinciales aclararon que se considerarán los yacimientos arqueológicos.

Desde el área de Planificación Estratégica y Ordenamiento Territorial del Gobierno calificaron la obra del Corredor del Beagle, como “una pieza clave en la diversificación de la matriz productiva”.

A través de FM Del Pueblo Olaf Jovanovich apuntó además sobre la aprobación de la Ley de Utilidad Pública que contempla la expropiación de dos parcelas de las estancias Túnel y Harberton. “Veníamos avanzando en una serie de reuniones con los propietarios de ambas parcelas y en ese marco no hemos podido llegar a un acuerdo con la estancia Harberton” relató el funcionario.

Aclaró sin embargo que “esto no quita que sigamos en tratativas”, y recordó que los propietarios de Harberton plantean la modificación de la traza tentativa que tiene el pliego. Adelantó que habrá nuevas reuniones para llegar a un acuerdo en este sentido. Y en el caso de la Estancia Harberton se plantea de utilidad pública “cerca de 150 hectáreas y en Estancia Pastoriza cerca de 30”. Explicó que “la expropiación es una zona de camino de 50 metros en total y no hacia los costados”. Son cerca de 30 kilómetros de largo en Harberton y cerca de 6 kilómetros de largo en la Estancia Pastoriza. “Una vez promulgada la ley y en el caso de no llegar a un acuerdo, se empieza el juicio expropiatorio”, explicó.

 Advertencias arqueológicas

Ernesto Piana arqueólogo del Centro Austral de Investigaciones Científicas contó durante la semana en una rueda de prensa que “la traza esta va a destruir el único yacimiento de 7.800 años que tenemos en la parte argentina. Es el más antiguo que tenemos. Se pierde un patrimonio de todos muy grande, el problema no está solo donde va la traza de la obra, sino donde se colocan los obradores, donde están los ripios y demás” advirtió.

Sobre este reclamo, Jovanovich aclaró que “los bienes arqueológicos están sobre la ruta que existe hoy”.

“Hay una zona de línea de base que ya está impactada y lo que hacen los pliegos de licitación es tomar todos los recaudos, con todas las leyes que existen en la Provincia, para proteger eso” explicó el funcionario, y agregó que “si es necesario se aplicarán modificaciones porque están obligados a respetar y cuidar todo lo que se tiene”, resumió.

Para Jovanovich “hoy los yacimientos están sobre la traza que existe y la idea es proteger toda esa cuestión”, e insistió en que, si se requiere una modificación en la traza por parte de la empresa “para salvaguardar esos yacimientos, así lo hará”.

Explicó además que todavía se requiere la entrega por parte de la empresa del proyecto preliminar que deberá ser analizado por “por las áreas del Gobierno que corresponda y con todas las modificaciones que le pueda plantear el Ejecutivo la empresa tiene otros treinta días más para presentar un proyecto ejecutivo final” finalizó.

Defensa oficialista

El legislador del Frente Para la Victoria Federico Bilota por su parte cuestionó duramente las voces contra la expropiación de los terrenos rurales para el avance de la obra del Corredor del Beagle.  “Hay algunos que tratan de confundir qué es lo que se votó ayer o mezclan todo” señaló el Legislador, al tiempo que aclaró que “ayer votamos un proceso de expropiación con respecto de dos predios rurales, por donde va a pasar una traza definitiva”.

En contacto con Fm La Isla, Bilota dijo: “no entiendo cómo se puede llegar a hablar para confundir a la gente que nosotros aprobamos una traza, que vamos a apoyar sobre yacimientos arqueológicos”.

Recordó que “del análisis que se hizo durante varios meses respecto del estado dominial de algunas de esas parcelas rurales, algunos tienen propietarios con título de prioridad, muchos son tierras fiscales. Se fue acordando con cada uno de ellos, se fue resolviendo cada una de las situaciones”.

El parlamentario insistió en que “lo que se trata este asunto es expropiar esa franja para declararla de utilidad pública y que sea de dominio público” y remarcó que “la legislatura tampoco aprueba trazas definitivas”. Agregó que el proceso de expropiación abre la posibilidad de que “se pueda avanzar en función de lo que habíamos votado hace un tiempo que es la toma del endeudamiento de un préstamo internacional, la asignación de recursos para hacer un corredor costero, probablemente la obra más importante de esta gestión”.

“En vez de boicotear estos proyectos nos deberíamos sentir orgullosos que la provincia está avanzando en obra pública” disparó el legislador del Frente Para la Victoria.

Consultado sobre sus expresiones, y en particular sobre el boicot, el también presidente del bloque oficialista opinó que “algunos arrancaron la campaña mucho antes, y nosotros estamos gobernando. Hay una diferencia notable”.

“Cuando uno está en campaña se prestan a la demagogia, se presta a la confusión, se presta a defender intereses particulares. Nosotros estamos gobernando” planteó, y advirtió que “hay que leer un poquito el pliego de base, de adjudicación de la obra, que establece concretamente que hay que hacer el proyecto de obra definitivo y después la obra. En ese proyecto de obra, que lo tiene que hacer la empresa, va a estar regulado por todos los organismos del Estado”.

Respecto de la traza definitiva, advirtió que “hay muy rigurosas leyes respecto de cómo se tiene que hacer un camino si se encuentra con un yacimiento arqueológico, por dónde dice la traza”.

Cuestionó que se utiliza “decir que la traza tentativa es la definitiva, y la verdad es que es tentativa” insistió, y adelantó que “la traza definitiva va a surgir de la resolución de la audiencia pública que corresponda, respectando obviamente el patrimonio cultural, perjudicando lo menos posible a los propietarios”.

Bilota resaltó que “no podemos estar confundiendo permanentemente a la gente que hay un cheque en blanco que hay una topadora que va a pasar rompiendo todo. No es así”, y recordó que no se trata de un proyecto nuevo. “lo que es novedoso es que lo podamos encarar”.

Consideró por último que “hay un poco de mezquindad de decir que nosotros lo vamos a hacer mal cuando siquiera empezamos a hacerlo”.