En el marco de la remodelación que se está desarrollando en la histórica Plaza de Mayo, el Ministerio de Espacio Público porteño puso fin al acampe que, desde hace casi una década, mantenía un reducido grupo de ex soldados conscriptos que fueron “movilizados” durante la Guerra de Malvinas.

Las personas que se encontraban en el Campamento Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS) eran cinco, y fueron desalojadas sin incidentes. Se encontraban acampando en la plaza desde el 25 de febrero de 2008 en reclamo de una pensión graciable.

Los acampantes dicen representar a cerca de 400 ex conscriptos movilizados que cumplieron tareas de defensa del espacio aéreo naval y de las zonas costeras desde el continente durante el conflicto de 1982, sin haber participado de hechos bélicos ni haber pisado las Islas.

Los ex combatientes de Malvinas cuentan con algunos beneficios por un decreto de 1988, que excluyó a los “movilizados”. Mauricio Macri, tal como sus antecesores Cristina Kirchner, Néstor Kirchner, Eduardo Duhalde, Fernando de la Rúa, Carlos Menem y Raúl Alfonsín, desestimó el reclamo del reducido grupo de ex conscriptos que ocupaban uno de los laterales de la Plaza de Mayo desde 2008.