Hoy el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°2 de Mar del Plata confirmó que el segundo juicio por el femicidio de Lucía Pérez, la joven de 16 años asesinada en Mar del Plata en octubre del 2016, comenzará el 7 de febrero del 2023.

Se esperaba que el proceso se llevara a cabo en julio próximo, durante la feria judicial sin embargo se fijó el próximo año. La familia de Lucía se mostró disconforme con la resolución dado lo alejada que está la fecha del crimen de su hija y las irregularidades que existieron durante el primer debate, motivo por el cual se realizará un segundo juicio.

En el primer juicio los 2 imputados de abusar sexualmente y matar a Lucía, Matías Farías y Juan Pablo Offidani, resultaron absueltos. Casi 2 años después la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires dispuso anular dicha resolución y convocar un nuevo debate oral abordado, esta vez, con perspectiva de género.

Además, el primer juicio se llevó a cabo en noviembre de 2018, cuando el el TOC 1 condenó a Farías y Offidani a 8 años de prisión por ser coautores del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, con el agravante de ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de una escuela, a la cual asistía Lucía.

Sin embargo, los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas consideraron que no había podido probarse ni el abuso ni el femicidio de la chica, por lo cual el caso quedó impune. También absolvieron al tercer involucrado, Alejandro Maciel, acusado de “encubrimiento agravado”, quien falleció en julio de 2020.

En 2020 Casación revocó la sentencia por intentar desviar el foco y quitar la atención a la figura de femicidio. En consecuencia, ambas defensas buscaron evitar que los dos acusados sean sometidos a un nuevo juicio y con perspectiva de género.

Paralelamente, los jueces Gómez Urso y Viñas fueron suspendidos provisoriamente en sus funciones para ser sometidos a un jury por decisión unánime del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la provincia de Buenos Aires. El tercer juez que intervino en el caso, Aldo Carnevale, renunció para jubilarse.

El femicidio de Lucía, que generó el Primer Paro Nacional de Mujeres de la Argentina en 2016, ocurrió en la mañana del 8 de octubre de ese mismo año. De acuerdo a la hipótesis del Ministerio Público Fiscal, la adolescente había conocido a Farías y Offidani un día antes, cuando ellos se acercaron a la Escuela Media 3 de Mar del Plata para venderle marihuana.

Al día siguiente, después de un contacto telefónico, estuvieron juntos en una casa del barrio Alfar, donde -sostiene la acusación- habría sido drogada y violada hasta la muerte.

Por su parte, distintos médicos y miembros del equipo de peritos forenses declararon en la quinta audiencia del juicio por el crimen de Lucía Pérez, coincidiendo en que “la causa más probable de la muerte de la adolescente fue asfixia tóxica” y aseguraron que las lesiones halladas en su cuerpo “podrían no ser compatibles” con un abuso sexual.