En la antesala del debate y votación en el Senado del proyecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el presidente Alberto Fernández ratificó su deseo de que se apruebe la ley, afirmó nuevamente que se trata de un “problema de salud pública”.

“Para las mujeres tiene que ver con derechos de la mujer, para muchos es un problema de salud pública, el cual tiene que ver con la mujer, claramente”, planteó el mandatario en declaraciones al programa Desiguales de la TV Pública.

Por ello, el jefe de Estado hizo un repaso histórico y sostuvo que “desde la democracia hasta hoy, más de 3 mil mujeres murieron al intentar un aborto”.

“Tengo un problema de salud pública, el resto es todo hipocresía. Decir que no existe es un acto de hipocresía”, manifestó respecto de quienes critican el proyecto.

También enfatizó: “Hay una Argentina hipócrita que niega el aborto como antes negaba la homosexualidad”.

El presidente de la Nación bregó por la sanción de la ley, la cual cuenta con el aval de la Cámara de Diputados, para que “las mujeres que decidan abortar, en las condiciones que la ley permite, lo puedan hacer garantizándole la salud a todas”.

“No engañé a nadie, no lo saqué de la galera porque el momento político me resultaba oportuno. Hice campaña por el aborto y estoy convencido de que es un tema que debemos resolver”, remarcó Fernández.