Por Silvana Minué-Luego de dos años de pandemia, el turismo avanza de a poco a normalizar su actividad. Tomando solo como ejemplo los números arrojados por la CAME en cuanto al movimiento turístico, hablan de un comportamiento más activo en las personas a la hora de viajar.

Las vacaciones de invierno del 2022 alcanzaron valores récord. Entre excursionistas y turistas, viajaron 15,9 millones de personas por el país, 20,7% más que el año pasado, y gastaron $147.313 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional. El impacto económico fue 95,2% mayor a 2021 a precios constantes.

Se destaca, además, que Ushuaia, San Carlos de Bariloche y San Martín de los Andes fueron los destinos de turismo outdoor más elegidos de las vacaciones de invierno.

En este marco, la secretaria de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo Fueguinas, Andrea Forti en FM MASTER´S explicó tanto el turismo emisivo como el receptivo son dos situaciones diferentes.

“En cuanto al turismo que llega, el destino de Ushuaia se encuentra muy barato. El Banco Nación autorizó a los extranjeros a poder cambiar hasta 5 mil dólares en los bancos y es un tipo de cambio net, similar al del blue, obviamente buscando recibir dólares ya que las casas de cambios o cuevas se estaba quedando con ellos. Puntualmente en la ciudad, con el cambio de horario bancario, no creo que esos dólares queden en la ciudad ya que los turistas no pueden acceder a los bancos en la mañana por el horario de las excursiones, que arrancan 7 o 8 de la mañana y llegan a las 14 horas”, indicó. Y agregó que si bien todavía no hay un reclamo formalizado por esa situación “calculo que los lugares que ellos pueden cambiar seguirán estando, no habrá diferencia y en realidad no sé cuántos dólares llegarán acá”, graficó.

“En la compra anticipada preocupa un poco porque hay que pensar que se cobra a un tipo de cambio oficial, y así se los trae a la Argentina”, dijo y agregó que hay un temor con respecto a la medida. “Hay que tener toda la previsión si se quiere pagar o no un paquete turístico, son cosas que charlamos, pero es una preocupación”, puntualizó.

“La mayoría de los servicios se preparan para quede todo reservado. Hoy en día tenemos muchos pasajeros brasileños y las excursiones con trineo de perros, moto, caminatas con raquetas no tienen disponibilidad en quince días, si el viajante no reservó, se encontrará, al llegar, que no la puede hacer. También pasa en los hoteles, que tuvo más del 90% de ocupación, así que es difícil que se pueda llegar a destino y decidir si se paga en el destino porque no se sabe si hay lugar o no. Eso es uno de los miedos, es muy difícil vender a futuro con un tipo de cambio fluctuante”.

Igualmente “estamos felices por la cantidad de pasajeros, y eso abre el panorama, esperamos una buena temporada también”.

Por otro lado, con turismo emisivo, indicó que “la gente está viajando al exterior. Hace unos cuatros meses se vio un comportamiento totalmente diferente, sobre todo en los fueguinos, puedo asegurar que cambió la visión, la gente estuvo muy encerrada en la pandemia, ahora hasta se sacan créditos en pesos para poder hacerlo. Uno puede plantear un viaje hasta once meses antes, que es lo que permite reservar por la línea área. Todo viaje que se plante en el futuro no va a cambiar en dólares, pero si con el cambio en pesos, más todos los impuestos, la percepción paso de un 35 a 40%, sobre el tipo de cambio oficial hay que pagar un 75% extra para irse al exterior, notamos que hay problemas con las operaciones con las tarjetas de créditos. Hay que pensar en contar con el efectivo, pensando en la solvencia para ir a vacacionar afuera”.

Tampoco hay posibilidad de hacerlo en cuotas sin interés y la posibilidad de pago, la base es con dólares. “La realidad es que en todo el mundo las tarifas no cambiaron, ir a Brasil te sale lo mismo en dólares, lo que pasa es que tenemos un peso devaluado más un 75% de impuestos ahí se nota la diferencia, pero se puede financiar, pero hay que tener en cuenta que AFIP te pide, apenas se seña el paquete es el 75% y resto se financia por la empresa”.

Otra complicación es “la no financiación de paquetes al exterior con tarjeta de crédito porque mucha gente financiaba, y ahora comienza a sacar créditos en pesos, por dos años o 36 meses, y se paga el paquete entero y se fue de vacaciones, pero la cuota que pagó a ahora de acá a un año no será nada. No hay muchas opciones, si existiera la financiación con tarjeta de créditos tendría una tasa super alta, porque lo único que queda son los Planes Ahora, pero para el territorio nacional”.

Finalmente aconsejó pensar a la hora de comprar un viaje porque “está difícil, y además todo cambia de un día para el otro, pero las agencias de viaje están para asesorar a la gente”.