La plaza conocida por todos como “la plaza del Delfín” tendrá algunos cambios este mes, cuando se comiencen las obras de readaptación de lo que será un espacio enfocado para chicos con algún tipo de capacidad diferente.

Ayer miércoles se abrieron los sobres para la licitación de la obra, para la cual se presentó una oferta que deberá entrar en su etapa de análisis en las áreas correspondientes. Luego se procederá a la adjudicación de obra y en el transcurso del mes comenzará la ejecución, con un costo de 7 millones de pesos.

La nueva plaza tendrá la particularidad de ser un espacio público para niños con discapacidad, con la seguridad para los padres de saber que los chicos no están en riesgo”, dijo la secretaria de Obras y Servicios Públicos del municipio, Gabriela Castillo.

En la planificación del espacio participaron grupos de padres, instituciones y especialistas, persiguiendo el objetivo de ”brindar igualdad de oportunidades de acceso a todos los chicos de nuestra ciudad, proponiendo un espacio seguro y adaptado para todos”, dijo la funcionaria.

Entre las adaptaciones con las que contará el nuevo espacio se cuenta un vallado perimetral sin rebordes y un piso de caucho. También se ubicará cartelería especial con dibujos, y se tiene en cuenta una gráfica para los juegos en la que se destaca el contraste de colores, para los niños con disminución visual.

“Va a haber un circuito parecido al de una rayuela, con distintos colores”, dijo castillo por FM Del Pueblo. Si bien es un espacio abierto para todo el mundo, la plaza del Delfín, denominada Río Iguazú por una ordenanza municipal, estará pensada para los chicos con cualquier tipo de discapacidad, sea visual, motora, o con Asperger.