La región chilena ya tiene 16 personas fallecidas por el Covid-19. A diferencia de Tierra del Fuego, donde no hubo muertos, y donde se dictó la cuarentena el 16 de marzo con apenas dos casos, Magallanes la dictó recién el 1 de abril, con 99.

“Los números indicarían que la distancia entre la toma de decisiones, con una ventana de dos semanas, y con una decisión de una cuarentena muy bien impuesta en Tierra del Fuego”, dijo Leonardo Pérez Bustos, titular de la consultora local Neofelfos.

Además, en Magallanes, la cuarentena no se habría cumplido de manera rigurosa, según los especialistas en salud de la región chilena.

En contraste, están los números de Tierra del Fuego, con 135 casos, de los hay 40 casos activos y más de un 70% ya se están recuperando. Hoy se cumplen 8 días consecutivos sin reportar nuevos casos.

“Con lo cual la medida de la cuarentena ha dado resultados más que positivos, lo que alienta a ir abriendo la actividad económica”, señaló Pérez Bustos por Fm Del Pueblo.

La situación de Magallanes es mucho más difícil, si se tiene en cuenta que la salud es privada, lo que restringe la posibilidad de hacer un hisopado a quien lo necesite.

La pandemia puso en discusión el sistema público de salud, en países como Chile, pero no es el único.

“Es una discusión que se está empezando a dar respecto del rol de estado en este contexto, donde se exacerbado el crecimiento del mercado sobre el principio de la vida. Se comienza a cuestionar este tipo de modelos en este contexto particular”, alertó el consultor.

Y agregó: “Muchos de los que viven en Tierra del Fuego tienen algún amigo, parientes o conocido que, en virtud de la experiencia, se toma conocimiento de cómo funciona la salud en Chile. Es una discusión que va a ser amplia en muchos lugares del mundo en este sentido”.

Hay una frase en boga: “El mercado no te salva, te salva el estado”. Una máxima que también comenzaron a adoptar los discursos más liberales en el mundo.

Según Perez Bustos, “hay Estados que van a crecer mucho más fuerte para garantizar condiciones básicas de salud. Vamos a ver en los próximos meses un cuestionamiento general de los modelos vinculados al mercado, porque existe un disconformismo respecto al nivel de representación”.

En el caso de Chile, “se depende de las decisiones que se toman en Santiago y en este contexto se cuestiona esto. Hay que dar una discusión entre los ciudadanos de Punta Arenas, de cómo manejar algunos modelos que le permitan tener más independencia del poder central”.