Numerosas denuncias se han radicado en sede policial en las últimas horas en la ciudad de Río Grande. Robos, hurtos y daños continúan produciéndose a diario, sin que la policía pueda controlar la situación.

Actos de vandalismo y la delincuencia sobre locales comerciales continúan avanzando en la ciudad de Río Grande.

En las últimas horas se radicaron numerosas denuncias por hurtos, robos y daños, sin que se pueda dar con los malvivientes.

Uno de los hechos ocurrió sobre calle Viedma al 500, en pleno corazón del barrio Mutual. Allí frente a la plaza de los animales, delincuentes provocaron daños sobre los cristales de una regalería. Aprovechando la situación, lograron sustraer del interior de la vidriera diversos artículos exhibidos.

La propietaria del local, Marcela Galinosky radicó la denuncia en la policía. Aún se aguarda poder obtener las imágenes de las cámaras de seguridad de los comercios de la zona a fin de poder individualizar a los delincuentes.

Rompieron las rejas

Otro de los hechos denunciados, ocurrió sobre el comercio de telefonía celular Movistar de calle Espora 638, entre la avenida San Martín y calle Rosales.

Allí malvivientes provocaron daños sobre la reja de seguridad del local, sin poder ingresar al interior del mismo. Ante esta situación, se dieron a la fuga del lugar sin poder cometer el ilícito. La denuncia fue radicada por el encargado del lugar, José Enrique Sosa de 69 años.

Daños sobre panadería

En horas de la madrugada del jueves, vándalos provocaron daños sobre una de las ventanas de la panadería y pastelería La Tradición”. El hecho se registró sobre calle Aeroposta Argentina 1015 de la zona de Chacra II.

Tras provocar los daños, los sujetos huyeron del lugar.

Robaron zapatillas

Nuevamente se produjo un hecho policial en el interior del supermercado La Anónima de San Martín al 500. Allí una mujer denunció que al ingresar al local, dejó dos bolsas detrás de un mostrador, las cuales contenían cinco pares de zapatillas deportivas.

Luego de realizar las compras en el supermercado, al ir a retirar las bolsas, las mismas ya no se encontraban. Ante esta situación, se dio aviso a la policía, quienes dispusieron la realización de medidas de rigor. La denuncia fue radicada por la joven Celia Silva de 27 años.