Se avecina la época del verano y es difícil evitar pensar en el agua, la playa, una pileta, la diversión y en el tan preciado sol que nos falta a los fueguinos.

Sin embargo es necesario recordar algunas precauciones que debemos tener en cuenta al momento de exponernos a tan preciado recurso.

Evitar los golpes de calor, las quemaduras y la deshidratación son entre otros, algunos aspectos sobre los cuales debemos prestara atención.

Recordar que la excesiva exposición al sol además de producir el envejecimiento de la piel, provoca cataratas y cáncer de piel. Por esto:

  • Evitá la exposición entre las 10 y las 16 hs. y permanecé en espacios ventilados y en lo posible con sombra.
  • Usá protector solar con factor de 30 o más y renovalo cada 2 horas y MUY IMPORTANTE cada vez que se sale del agua.
  • Evitá por completo la exposición al sol de los niños menores de 1 año, y si optas por hacerlo, siempre protegerlos con pantalla total para niños. Los pequeños de más de 1 años edad, pueden estar al sol sólo en horarios permitidos y con la protección necesaria, en lo posible pantalla total. los especialistas recomiendan extremar la precaución en el rostro, labios, cuello, cabeza, torso, orejas y dorsos de los pies.
  • Usá ropas claras, anteojos de sol y sombrero para proteger la cabeza.
  • Si vas a realizar actividad física, hacelo en las horas de menos calor, usá ropa holgada, liviana, de colores claros. Llevá SIEMPRE una botella de agua para mantenerte hidratado. NO ESPERES A TENER SED. Tomá abundante agua antes, durante y después del ejercicio.