En horas de la tarde del sábado se produjo un nuevo accidente de tránsito en la ciudad de Río Grande.

El mismo ocurrió sobre calle José Hernández al 500, donde un automóvil Citroën C3, el cual se encontraba al mando de Diego Mansilla de 33 años, circulaba a gran velocidad por el sector, cuando por razones que se desconocen, perdió el control del rodado, subiéndose a la vereda, para luego impactar contra una casilla de madera.

Rápidamente personal policial se hizo presente en el lugar, quienes brindaron asistencia al conductor del automóvil, el cual presentaba una herida sangrante sobre el rostro, por lo que se solicitó la presencia de una ambulancia en el lugar, procediendo al traslado hacia el Hospital Regional Río Grande.

Previo a ello, se convocó a inspectores de Tránsito Municipal debido a que el conductor presentaba un fuerte aliento etílico. Allí se efectuó el test de alcoholemia, arrojando altamente positivo con 2.38 de graduación alcohólica en sangre.

Cabe destacar que al momento del accidente, no se encontraban los moradores de la vivienda, la cual finalizó con daños de importancia sobre una de sus paredes. Asimismo, y producto del siniestro, el automóvil ocasionó daños sobre una casilla de gas, por lo que personal de Camuzzi se hizo presente, procediendo a realizar el corte del servicio a todas las viviendas ubicadas en el predio donde se produjo el accidente, generando un gran malestar entre todos los vecinos.

Integrantes de la División de Policía Científica se hizo presente en el lugar, procediendo a realizar el corte de la calle a fin de llevar adelante las pericias accidentológicas de rigor; en tanto que los agentes municipales procedieron a labrar las actas de infracción correspondientes.