El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte condenó a Juan Santiago Caballero a la pena de 12 años de prisión, por considerarlo autor penalmente responsable de delitos de abuso sexual y ordenó su inmediata detención.

El Tribunal integrado por los jueces Juan Varela, Eduardo López y la jueza Vanina Cantiani dictaron el veredicto este jueves, y hallaron responsable al hombre de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravados por haber sido cometidos contra una menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente, en concurso real con los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, doblemente agravados por haber sido cometidos contra una menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente y el delito de suministro de material pornográfico a un menor de 14 años, reiterados en un número indeterminado de veces, cometidos en perjuicio de T.

Además, dispusieron que la Dirección Provincial de los Derechos y Asistencia a la Víctima, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, continúe el dispositivo de orientación de la menor y su entorno familiar.

Tras la condena, la madre de victima expresó su satisfacción. “Se hizo justicia. Hoy si puedo decir que se hizo justicia y la vamos a seguir peleando”, dijo emocionada a la salida del juicio.

“No pretendía una cantidad de años, solo que se haga justicia y que le crean a mi hija y que sea la detención inmediata”, expresó

“Pido que nos sigan acompañando y que crean a los hijos, nada mas”, fue el pedido que finalmente realizo la integrante de Madres de Pañuelos Amarillos, organización civil que busca justicia en casos de abuso hacia los niños, niñas y adolescentes.

Por su pare, el doctor Dr. Francisco Ibarra que oficializo en la querella dijo que “se logró acreditar lo hechos sumamente graves. En esta materia son difíciles llegar a la pruebas por las características del delito, la única prueba fue la declaración de la mejor. Se logro acreditar que esta declaración fue creíble, sin fisuras, y era contundente. Esto se ha demostrado con otras pruebas que la menor decía la verdad en lo que ella relataba efectivamente sucedió”.

“Estoy conforme con la pena, ya que si bien habíamos pedidos 15 años por la reiteración de delitos, estamos dentro de los parámetros correctos sobretodo con la detención inmediata. Hay que tener en cuenta que la victima, mujer y menor, en base a los convenios internacionales y tratados vigentes, se hizo que se revoque su libertad”, finalizó.

Los fundamentos de la sentencia se conocerán el viernes 18 de junio, a partir de las 13.