-1.7 C
Río Grande
16 de junio de 2024

Cómo se fabrican los refugios plegables para las Bases Antárticas

Ariel Caratozzolo, propietario de la fábrica de remolques «Mactrail», compartió por FM Master’s detalles sobre los refugios plegables que desarrolla para dotar a las bases argentinas en la Antártida. Estos refugios, pensados como dispositivos de emergencia, se destacan por su rápida instalación y facilidad de operación.

“Básicamente nosotros, o yo personalmente, lo que vengo es desarrollando un dispositivo que es un refugio, un shelter de emergencia, más que nada pensado con un sentido humanitario. Hoy uno de los problemas más grandes en el mundo es la gente que está desplazada, las guerras, los terremotos” consignó Caratozzollo en la entrevista.

El objetivo principal del proyecto fue crear un refugio que se despliegue rápidamente, sin necesidad de personal altamente capacitado. Caratozzolo patentó la invención en Estados Unidos y Argentina. Este refugio cuenta con instrucciones visuales en su exterior para facilitar su despliegue.

La iniciativa surgió después de una presentación ante las Naciones Unidas, donde el general Edgar Calandín, a cargo del Comando Conjunto Antártico, mostró interés en el proyecto. Los refugios resultaron ser una solución práctica para las bases antárticas argentinas: “A través de unas reuniones, lo que entendimos es que era una buena oportunidad para ellos porque, normalmente, tardan varios días en montar un refugio de emergencia, de reposición de víveres, o que se coloca en bases como Belgrano, para generar las expediciones, un poco por soberanía, un poco para tener el refugio ante cualquier necesidad”.

La materialidad del dispositivo se diseñó con la colaboración de jefes de base y trabajadores en la Antártida. Se utiliza un formato estándar con hierro y paneles térmicos, invertidos para proporcionar aislamiento. El refugio se pliega para facilitar su transporte en el buque Almirante Irízar: “Para darle el formato que le damos nosotros, primero había varias circunstancias que queríamos cubrir. El Almirante Irizar es un buque que tiene unas compuertas de determinada medida donde no se puede mandar un módulo armado, entonces calzaba bien nuestro proyecto, porque el nuestro se pliega todo. Se puede meter parado sobre la cubierta del Irizar”.

La logística y la materialidad fueron desafíos clave. El refugio utiliza capas de fiberglass exterior, paneles térmicos de cámara frigorífica y otras capas aislantes. También cuenta con un equipo interior desmontable y diversas comodidades: “En función de la logística que requiere el comando, nuestro producto tenía varias ventajas. Porque ya desde el vamos lo pueden transportar en el Irízar, lo puede elevar un helicóptero chiquitín y no necesita, como en las operaciones normales, tres, cuatro o cinco viajes del helicóptero. Con un par de viajes, ya lleva todo el equipo necesario. Después tiene un baño adentro, con una pequeña ducha. Se puede tanto resguardarse, como ducharse, como tener calefacción y dormir ahí” concluyó en su explicación Ariel Caratozzolo.

Compartir

También podés leer

Portada del viernes 14 de junio

Diario-Tiempo-Fueguino-Viernes-14-de-junioDescarga

“Tierra del Fuego es una de las mejores regiones del mundo para la industria del hidrógeno”

El Gobernador de la provincia, Gustavo Melella, junto al...

Se viene una jornada de prevención sobre juegos y apuestas online

Tal y como el intendente Martín Perez lo había...

El Gobierno apuesta todo a diputados

Verónica Benaim, periodista parlamentaria, compartió su análisis acerca de...