Por Fabiana Morúa.- Este medio dialogó con la madre de la víctima, quien relató el proceso de ella y su hija desde la denuncia hasta la actualidad, donde espera un resultado justo. La citaron a las 9 de la mañana y estima que se comience a las 11 horas.

Patricia, una vecina de Río Grande, es madre de víctima de abuso sexual. A las 9 de la mañana la citaron para que esté en el juicio por abuso sexual agravado a Mario Bogado; donde acompañaran las ‘Mamás en Lucha, Yo sí te Creo’, así como integrantes de la Colectiva Feminista.

Tiempo Fueguino dialogó con Patricia: “Es una situación muy difícil. Hace como una semana me llegó la notificación del juicio y fue una sorpresa; después de tantos años”.

“Este fin de semana largo traté de desenchufarme de todo, pero la ansiedad, los nervios, anoche (domingo) no dormí. Mañana (martes 6) va a ser un día muy difícil para mí por muchas razones: Por lo que pasó con mi hija que no se lo deseo a nadie, ella se lo guardó por 3 años y me enteré cuando tenía 11 años. También porque es el padre de mi hijo y no es fácil la situación, fue un padre ausente durante muchos años”.

“En el 2012 me separé de él y nunca se ocupó de nada; lo busqué un tiempo para que sea papá; ni siquiera lo llamé por plata, sino para que estuviera con mi hijo y cuando ya tuve contacto con él, al tiempo me entero lo que le había pasado a mi hija con él”; describió.

Agregó: “Mi hijo estuvo con su papá en el mes de enero de 2021 porque estuve aislada casi un mes y no podía traerlo a casa. Mi hijo está al tanto de lo que pasa y si, lloró mucho, pero es un niño fuerte. Ellos se criaron prácticamente solos porque yo tenía que trabajar”. Hoy en día, su hija tiene 17 años y su hijo está pronto a cumplir 11.

Fue consultada por cómo transita este proceso su hija: “Mi hija es fuerte, cuando le comenté lo que estaba por pasar me dijo que no quería saber nada. Como enojada, está un poco enojada conmigo también; porque cuando me enteré era domingo y al día siguiente hice la denuncia en Fiscalía en Río Grande. No es una situación fácil”.

Patricia sostuvo que, “a veces no sabes que más hacer, en mi caso, más que estoy sola, no tengo familia acá”. Solicitó que “él pague todo el daño que le hizo a mi hija, un daño que queda de por vida”.

Asimismo, ‘Mamás en Lucha, Yo sí te Creo’ estarán presentes para transmitirles fuerza y acompañarla a ella y a su hija durante esta parte del proceso. “Ellas se comunicaron conmigo y les agradezco un montón, una de ellas ha estado muy pendiente; son mamás que han pasado por lo mismo, piden justicia y sé que me contienen”.

Patricia realizó la denuncia en el año 2015, hace 6 años que espera este momento. “Sería lindo que las leyes cambien un poco, que sea más rápido, que sean más severas las leyes en todos los sentidos; que no entren por una puerta y salgan por la otra porque es muy triste. Mi hija como otros niños que pasan por lo mismo no se recuperan más de algo así”.

“Una persona que estuvo conmigo 8 años, cuando lo conocí a él, mi hija tenía 1 año; confiada salía a trabajar, tenía mi bebé de 1 año y que pasara esto no tiene explicación”; manifestó. Al mismo tiempo, añadió: “A las mujeres que son golpeadas no aguanten los golpes, no aguanten los golpes ni el maltrato verbal o físico porque esa persona no cambia más. Yo pasé por eso y nunca abrí los ojos”.

A su vez, Patricia indicó que, “si tuviera la mentalidad que tengo hoy en día hace un par de años atrás, puedo afirmar que, si esta persona me pone una mano encima, dos no me pone, los golpes que te da la vida, el trabajo, la gente que te rodea, lo que uno pasa te enseña a madurar, a hacerte fuerte. Soy una persona de 47 años, pero en ese momento me sentía totalmente sola y las únicas ayudas que tuve fueron mis vecinos que conocen toda la historia”.