El titular de la cámara de Comercio, en FM Del Pueblo reveló que se está “viviendo momentos muy duros” al tiempo que reclamó “modificaciones” en el “sistema político” ya que a su entender “no podemos seguir este camino de deterioro permanente y en cada crisis queda una gran cantidad de gente en la pobreza y de Pymes en la banquina” se quejó.

Y consideró que si sigue con las actuales políticas económicas “la parte productiva no se recupera más

Además, consideró que Argentina no puede tener 20 millones de personas que cobran del Estado” a pesar de que “es el país más rico del mundo por habitante” reflexionó, y recordó que los pequeños comerciantes y empresarios “tienen menos espalda para soportar el embate financiero que estamos sufriendo.

Navarro opinó que “los números no se han acomodado para el sector productivo y para que los empresarios chicos, medianos y grandes tengan herramientas suficientes para ser competitivos y para que puedan pagar los salarios.

Y consideró que la única forma de generar puestos de trabajo es que haya empresas rentables que puedan pagar salarios”, sentenció.

Por lo tanto, reclamó “inversiones productivas para que haya trabajo genuino en el sector privado, que es el que sostiene la actividad y aporta los impuestos para sostener los servicios del Estado”.

Y si bien recordó que a nivel provincial “el Banco Tierra del Fuego hace un esfuerzo para tener tasas mucho más bajas” opinó que para que estas sean eficientes “no tendrían que superar el 20%, por la situación que estamos viviendo. Pero es imposible y no hay nadie que pueda ofrecer eso, porque todo el sistema está deteriorado”. Pero recordó que “para la gente la tasa de refinanciación de la tarjeta de crédito supera el 100%

Además, recordó que la pyme no está incumpliendo porque es viva y pone la plata en plazo fijo. No tienen plata para cumplir y no hay actividad suficiente para cumplir con todas las obligaciones.

“Nadie puede invertir con las tasas de interés al 63%”

Por otro lado, Eligio Lovera, en declaraciones a FM La Isla también advirtió sobre la profundización de la crisis y advirtió que, en este esquema de especulación financiera, quien tenga dinero para invertir no lo va a hacer.

Y opinó que quienes “quieren continuar apostando al trabajo, se enfrentan a la elección entre “fundirse” tomando créditos a una tasa del 63%, o vender a la mitad la mercadería para sobrevivir.

Y para resumir la situación sentenció: estamos muy mal. Venimos mal y ahora estamos peor” ya que “es imposible poder trabajar con las tasas de interés de los bancos. No es necesario ser economista.

Y en dicho contexto “cada vez vendemos menos y suben más los precios. Se vende menos porque la gente está perdiendo su puesto de trabajo” al tiempo que explicó la imposibilidad de invertir por parte de quien quiera hacerlo dado que “si tengo una pyme y voy a pedir un crédito, la tasa es del 63%” por lo cual consideró que quedan dos opciones “fundirse pidiendo dinero al banco, o fundirse vendiendo a mitad de precio.

Señaló que en su caso personal  “tengo venta de automóviles y en noviembre vendimos uno solo, y tenemos 16 empleados”, por lo cual consideró que “no es negocio tener mercadería, el negocio es el sistema financiero, y esto lo hizo un presidente que dijo que tenía el mejor equipo”, cuestionó.


Al igual que Navarro destacó la actitud del Banco de la provincia porque es el único que hasta ahora nos asiste con una tasa subsidiada” a diferencia de otros bancos que “prestan a un 63% y con esa tasa no hay ningún negocio posible en el mundo. La otra posibilidad es vender al 50% para ir cubriéndose, pero te fundís en el mismo tiempo que te fundirías tomando crédito al 63%”, reiteró.


En lo personal dijo que se ve obligado ahora a “tomar cinco millones de pesos para cubrir lo que necesito para diciembre y enero por la baja de ventas. Cinco millones al 5% mensual son 250 mil pesos de intereses por mes. Terminamos pagando tres millones de intereses en el año y no sé cómo vamos a reponer capital, si el negocio no da para pagar el interés que pide el banco”, reflexionó.


Y a modo de advertencia señaló que seguirá apostando a la actividad pese al aumento de los riesgos “no nos vamos a entregar porque “no es nuestra culpa ni nuestra responsabilidad que esto pase y los que hace años nos dedicamos al comercio no nos vamos a entregar. Nadie podía prever que iba a haber una devaluación del 100% en un mes. Si me hubieran avisado, no hubiera invertido y hubiera hecho lo mismo que ellos, poner el dinero en un banco”.

Finalmente consideró que “la forma de sobrevivir en este esquema es no emplear gente y poner a trabajar el dinero. “Yo creo que los próximos meses van a ser peores y creo que este gobierno va a dejar un 40% de pobres, que son 20 millones de personas que no van a poder hacer nada, pero finalmente no vamos a tener miedo de salir a la calle, porque no creo que la gente aguante tanto tiempo sin trabajar” concluyó.