Lo afirmó Andrés Dachary, Secretario de Asuntos Internacionales del Gobierno de la provincia, en relación a los bloqueos que se mantienen en Neuquén y en Punta Delgada, del lado chileno.

El conflicto entre salud y el gobierno de Neuquén cumplió 20 días de bloqueos. Los trabajadores rechazaron la oferta de un aumento del 53% durante un año hasta marzo de 2022.

Cerca de 100 camiones permanecen estacionados junto a la ruta 231 sin ninguna esperanza de que el piquete los deje avanzar en menos de 4 a 5 días siguiendo los magros promedios diarios del “permiso”.

Los choferes exigen que se resuelva su libre tránsito por la Argentina o de lo contrario no dejará pasar a ningún camión argentino desde Punta Delgada hacia Río Grande Tolhuin y Ushuaia.

En la mañana de hoy, uno de los carriles del piquete quedó libre. “Ya no quedaban camiones varados en ninguno de los dos sentidos. Deberían levantarse los piquetes en la provincia de Neuquén, que es donde se originó este conflicto, porque los chilenos no podían circular a la parte chilena”, dijo Dachary por FM Masters.

Mientras que en el piquete de Punta Delgada, los camioneros argentinos son asistidos tanto por el gremio argentino como por el Gobierno de Tierra del Fuego.

“Estamos haciendo un trabajo de catalogar todos los camiones que vienen a la provincia, tratando de que puedan circular y traer los insumos”, señaló Dachary, quien destacó “la buena voluntad de diálogo de los transportistas chilenos”.

El conflicto de los camioneros volvió a poner en agenda el Cruce por Aguas Argentinas, un tema en el que se había avanzado desde el Gobierno Nacional.

“Todas las instituciones de Chile han respondido inmediatamente, no hay un problema estatal, creemos que es fundamental avanzar en este sentido. Y en paralelo continuar con esta integración con Chile, la visita de Alberto a Santiago definió que podamos tener el denominado puesto integrado, ya que toda persona que tenga que circular en ambos sentidos lo haga en un único lugar”, concluyó.