Autoridades de City Bus criticaron la ordenanza impulsada por el concejal Raúl Von der Thusen, que pide sanciones para funcionarios, personas jurídicas y concesionarias de servicios públicos que no comparezcan ante citaciones formales elevadas desde el Concejo Deliberante.

“Es el mismo señor que estaba en contra del aumento del boleto, y era un aumento razonable. Von Der Thusen dijo que no nos conocía la cara, como ciudadano tengo que escuchar a un político que falta tanto a la verdad”, dijo el titular de City Bus, Ariel Ledesma.

El proyecto relacionado en la ordenanza presentada por el concejal se aprobó ayer en el concejo deliberante, y establece sanciones pecuniarias directas por la incomparecencia a las citaciones que se hicieran.

En el caso de personas jurídicas concesionarias de servicios públicos, la multa a aplicar ante la primera inasistencia será de mil Unidades Punitorias, mientras que para las subsiguientes inasistencias por la misma citación se acumularán doscientas cincuenta Unidades Punitorias (O.M. N° 2859/11) por cada una de ellas, hasta su comparecencia o solicitud por parte del Presidente.

Según Ledesma, el concejal Von Der Thusen fue uno de los 5 concejales que alguna vez visitaron la empresa, por lo que consideró que “instalar esto llama la atención”, y aclaró que la empresa no ha recibido invitación formal alguna de parte del concejo deliberante.

“Es demagogia, es mentir descaradamente”, afirmó el titular de City Bus por Fm Del Pueblo. Y aseguró que “la ordenanza me parece muy arbitraria, gastan papel, porque si nos convocan vamos a ir, si van a tratar un tema de injerencia en el servicio público vamos a ir”.

“No necesitamos de una pena o multa para ir, somos 200 familias y vamos a estar. La ordenanza es innecesaria”, cerró Ledesma.