En horas de la mañana de hoy una conductora al mando de un automóvil Volkswagen Gol chocó a un Toyota Corolla color gris que se encontraba estacionado en la intersección de las calles Pastor Lawrence y Rubinos.

La conductora del Wolkswagen Gol negro no quiso salir del auto porque se encontraba en estado de shock, aunque existen versiones de que la mujer no tenía el carnet de conducir.

Si bien el examen de alcoholemia dio negativo, la mujer persistió en su actitud de no salir del auto. Se trataría de una inspectora de tránsito del municipio que también tiene un cargo de jefa dentro de esa área.