En los últimos días, muchas fotos de publicadas en redes sociales dieron cuenta de un cierto “relajamiento” de la gente a la hora de acudir a lugares de circulación pública. En esas fotos se ve una gran cantidad de gente circulando sin tapabocas, incluso dentro de algún comercio.

“Lamentablemente aquel comerciante que permita que entre una persona a su local, el local debe ser el que sea multado y hasta clausurado si esto no lo entendemos”, dijo la ministra de Gobierno, Adriana Chappeón, por Fm del Pueblo.

Y agregó: “Hoy empiezan a salir algunas personas que trabajan que se consideran vulnerables, porque el decreto ultimo de distanciamiento dice que estas personas pueden elegir salir, son muchas personas que quieren volver a trabajar, y estamos poniendo en riesgo a estas personas”.

“Pasó que tenemos ciudades cercanas que están muy complicadas al día de la fecha, tenemos que cuidarnos que no lleguen esos casos”, advirtió la ministra.

Según el parte diario del ministerio de Salud de la Nación, hay 18 casos confirmados en Neuquén, 24 en Río Negro y uno en Chubut, por nombrar las provincias más cercanas. Si se toman los datos de la provincia de Buenos Aires, al día de hoy hay 1279 casos y 944 sólo en la ciudad de Buenos Aires.

Desde el aeropuerto de Ezeiza están saliendo los vuelos humanitarios hacia Tierra del Fuego, con un vuelo semanal hasta mediados de julio. Desde el Gobierno provincial se tomó la decisión de restringir al máximo la cantidad de vuelos, debido a la gran cantidad de casos que se registraron en el lugar de arribo.

Se trata de vuelos que transportan insumos de salud y personas que tiene domicilio en la provincia, los que a su llegada, deberán cumplir con el aislamiento de 14 días.

“Estamos muy ocupados en estos controles, algunos lo agradecen y otros se molestan”, dijo Chapperón.

Y explicó que “en casi todos los vuelos vienen algunas personas que no residen aquí, porque son médicos que vienen a cumplir una función especifica o algún especialista que no tenemos y necesitamos que venga, que puede llegar al hospital público o a algún sanatorio privado. O trabajadores esenciales del petróleo, que saben que cumplen el aislamiento”.

“El personal esencial cumple con el aislamiento de 7 días en un hotel destinado a tal fin, el resto cumple con un aislamiento de 14 días. Había denuncias de personas que cuando se los llevaban iban a un hotel, son personas que vienen por una tarea específica”, explicó Chapperón.

Y agregó: “Si hay una persona que tiene un familiar muy enfermo y necesita venir, por supuesto que se lo autoriza”.

Y se refirió a una situación en la que una persona llegó a la provincia y sus allegados lo fueron a visitar. “Esto es responsabilidad colectiva e individual, porque se ponen en riesgo y ponen en riesgo a los demás”, opinó la ministra.

Si bien las Fuerzas de seguridad van a verificar a los domicilios de los recién llegados para que cumplan con el aislamiento, la ministra fue contundente: “No debemos relajarnos”.