El abogado Francisco Ibarra, defensor del intendente Gustavo Melella analizó la nulidad de los requerimientos de los fiscales Pablo Candela, y Guillermo Quadrini, dictadas por el Juez Sahade.

En la nulidad expresada por el Juez Sahade se utilizan dos argumentos: en el primero se esgrime que se trata de una sola entidad, que es el ministerio fiscal de la fiscalía mayor, ejercida tanto por Candela como Quadrini, que es el único organismo que tiene dictámenes distintos, con opiniones contrarias.

“No es que se refiere a tres personas sino que se refieren a un mismo hecho, y Sahade sostiene que ante un mismo hecho no puede ser que tengamos dos opiniones contrarias”, aseguró Ibarra.

En el segundo argumento del Juez Sahade, el requerimiento de Quadrini es completamente distinto a la declaración de la supuesta víctima por la cual se hace referencia, que es el señor Lobera.

“En el dictamen fiscal se dejaron de lado las declaraciones de la víctima para tomar las exposiciones que había realizado la querella por parte del Dr Giménez”, dijo Ibarra.

Y agregó que “aquí a nadie le importa lo que la víctima ha declarado, sino que se quiere mantener viva una causa que no tiene relación a este tema. El Dr Sahade es muy explícito en este punto, existe un apartamiento de los hechos que han sido objeto de denuncia”.