Ayer, el juez Raúl Sahade rechazó el requerimiento fiscal contra Gustavo Melella por la causa de supuesto abuso sexual de tres hombres mayores de edad.

Luego de las declaraciones testimoniales de los tres denunciantes contra Melella, Sahade determinó que “no hubo actos violentos por parte del sujeto activo o imposibilidad de resistencia”.

En el escrito se considera que “el abuso es la concurrencia de actos violentos por parte del sujeto activo o la imposibilidad de resistencia física consciente de la víctima y su vencimiento”, asegurando que ello no se representó en ninguno de los 3 casos denunciados.

“Esto significa que la evaluación que se realiza determinó que no existen los elementos que permitirían tener por acreditada esta conducta que se le atribuye a Melella, para continuar con esta investigación”, dijo esta mañana el abogado defensor de Melella, Francisco Ibarra.

“El hecho no constituye delito. No ha existido ataque a la integridad sexual de ninguna persona. El abuso sexual es una figura penal compleja, nos ha costado mucho que los tribunales escuchen a la víctima y les crean. Cualquier persona que sufre un ataque sexual tiene una conducta diametralmente opuesta a lo que sucedió en este mamarracho”, afirmó el abogado.

Y se refirió a los audios que se filtraron en torno a la causa: “Mostrar audios por los medios que no han sido agregados a la causa convierten esto en un circo mediático”.

“Que se utilice esta figura de abuso tan alegremente y salga la supuesta víctima por cadena nacional antes que hacerlo en el expediente, demuestra que esto tenía evidentemente otros fines”, dijo.

“Hubo una intromisión de cuestiones políticas, con funcionarios que contribuyeron con viviendas para los testigos”, finalizó.