La diputada de Cambiemos, Elisa Carrió pidió que se suspenda la sesión especial convocada para el próximo jueves para debatir la despenalización del aborto por “respeto” a “un tiempo sagrado para todas las religiones”.

Carrió le pidió a los diputados que impulsaron la sesión “que tengan en cuenta que hay muchísimos argentinos cristianos, musulmanes, judíos, que están viviendo en este momento un tiempo sagrado para todas las religiones, entonces no podemos violentar para dividir”.

“Es un momento de purificación: entonces es demasiado violento no respetar las creencias”, le dijo la diputada a La Nación, y agregó que “nuestra verdadera agenda es el hambre de los chicos vivos y las madres vivas, es nuestra mayor ofrenda para la Humanidad”.