La empresa resolvió no dar continuidad a un grupo de operarios que se desempeñaba bajo la modalidad de contratos. Desde este lunes proseguirán las medidas de fuerza en la planta.

Más de 40 operarios contratados de Carrier fueron desafectados por parte de la empresa electrónica en una decisión unilateral resuelta tras el comienzo de las medidas de fuerza en el transcurso de la semana pasada.

La información fue dada a conocer a través del cuerpo de delegados de la firma que, desde el martes de la semana pasada, estableció medidas de fuerza ante el pedido del pase a planta permanente para los trabajadores contratados o bajo modalidad PPD (Personal de Planta Discontinua).

En la planta ubicada a unos 10 kilómetros al norte de la ciudad de Río Grande, la medida inicial consistió en 15 minutos (por hora de trabajo) sin producción durante la jornada de trabajo y con el correr de los días se intensificó a dos horas de inactividad por turno.

Pese a la decisión de desvincular a los contratados, la medida continuó el fin de semana y se reactivaría con mayor fuerza desde la primera hora de este lunes, sin descartar otras actuaciones en la búsqueda de una inmediata apertura del diálogo con la firma.