La norma es una continuidad de la Emergencia sancionada en el año 2013 tras una usurpación irregular ocurrida en la zona de la “Oveja Negra”. Con esta medida el Municipio busca preservar sus bienes y tener una herramienta legal para recurrir a la justicia frente a la ocupación ilegal o bien frente quienes permanecen en tierras municipales sin título de propiedad o autorización.

El Municipio de Río Grande prorrogó, a través del Decreto 0240/2018 la emergencia habitacional hasta el 15 de diciembre del 2019. La mencionada emergencia habitacional se dispuso también a través de un Decreto del 14 de marzo del 2013 pocos días después de registrarse una ocupación ilegal de tierras en la zona de la oveja negra.

Por lo tanto, el Municipio estaría buscando preservar su patrimonio con la finalidad de generar soluciones habitacionales o bien proyectos para la prestación de servicios a través de diferentes edificaciones.

En virtud de esta situación, en las últimas horas el Municipio de Río Grande remitió al Concejo Deliberante el Decreto 0240/2018 por el cual dispone prorrogar hasta el 15 de diciembre del 2019 la Emergencia habitacional dispuesta en marzo del 2013 que en aquella oportunidad fue establecida hasta el 11 de diciembre del 2015 y que posteriormente fue prorrogada, mediante otro decreto, hasta el 15 de diciembre del 2017.

En la génesis de la Declaración de Emergencia dispuesta por el Municipio se advierte que la misma estuvo motivada, en el 2013 por la ocupación ilegal, por parte de un gran número de personas, de los terrenos de la zona conocida como oveja negra que afectó un predio en el que el Municipio había proyectado obras y en otro que había cedido a la fundación DAR CONIN.

En aquella norma, el Ejecutivo dispuso “de manera urgente, ante la necesidad pública de terrenos que los predios de propiedad del Estado Municipal que se encuentren ocupados por particulares sin título legítimo de ocupación, el Departamento Ejecutivo estará facultado a adoptar las medidas necesarias, y conducentes tendientes a su recuperación, con el debido conocimiento de la autoridad judicial competente, requiriendo el auxilio de la fuerza pública, en caso que fuere menester”.

Además, se dispuso “llevar a cabo las medidas conducentes y necesarias tendientes a proteger los bienes inmuebles de propiedad municipal, con el debido conocimiento de la autoridad juridicial competente requiriendo en caso que fuere menester del auxilio de la fuerza pública”.

Por lo tanto, el Municipio de Río Grande busca preservar y proteger sus bienes inmuebles con la finalidad de otorgar soluciones habitacionales o bien desarrollar diferentes proyectos en los terrenos que hoy son de su propiedad y que no están siendo ocupados por particulares o bien son ocupados sin título de propiedad o autorización alguna.

La medida también se encuadra en la necesidad de brindar más soluciones habitacionales como lo anunció el propio Intendente en el discurso de apertura de sesiones ordinarias del presente año cuando anunció que a través ordenanza de participación público-privada “vamos a estar presentando un proyecto de 812 viviendas”. Entendiendo que dicha herramienta “nos permite buscar inversores privados, y hay interés en invertir en viviendas. Estamos muy avanzados con bancos privados de nuestra ciudad y con inversores para la construcción de estas viviendas y en estos días se presentará el proyecto de ordenanza”, dijo el intendente.

Cabe consignar que hoy el Municipio cuenta con diferentes predios y tierras producto de la Ordenanza de plusvalía lo cual posibilita que en un corto o mediano plazo pueda proyectar más soluciones habitacionales en la ciudad para los vecinos de Río Grande como en su momento ocurrió con la urbanización de Chacra XI y posteriormente con el barrio Los Cisnes.