El Legislador Provincial y referente de Cambiemos, Pablo Blanco, destacó que “el acuerdo no sólo permite cerrar una discusión coyuntural, sino que sienta las bases lógicas para la prórroga de la Ley 19.640 y el despegue definitivo de la Industria Fueguina”.

Blanco realizó un análisis del acuerdo firmado entre la Nación, la Provincia, los Sindicatos y AFARTE, celebrando el mismo y volviendo a destacar, no sólo la actitud de todos los actores políticos y sociales de la Provincia, sino que también el trabajo de Senadores y Diputados Nacionales de la UCR que “apoyaron nuestro reclamo y permitieron lograr una mesa de diálogo”.

“La forma de trabajo y gestión del Gobierno Nacional que lejos de presentar y buscar la aprobación de un proyecto legislativo, abrió una mesa de diálogo y trabajo que permitió este acuerdo” afirmó.

Además sostuvo que el acuerdo “apuesta a la paz social de Tierra del Fuego, que no impone un beneficio para un sector en particular sino que establece un equilibrio entre todos los actores y que por sobre todas las cosas sienta las bases lógicas de la consolidación de la industria Fueguina”.

No obstante el parlamentario sostuvo que “es fundamental que todos los actores que firmaron el acuerdo, hoy se pongan a trabajar decididamente en dar un giro a la Industria, que tengan como norte, no sólo lo coyuntural sino también el futuro de la Provincia” y remarcó que “el acuerdo va más allá de lo que hoy se discute”

Al ser consultado sobre la posibilidad de prorrogar la Ley, Blanco indicó que “la Nación ha dejado planteada esta posibilidad en el punto 4.4 del acuerdo sobre el Futuro de la Industria electrónica de Tierra del Fuego, a partir del cual establece que los actores firmantes “se comprometieron a realizar en forma conjunta un análisis y evaluación del régimen que permitirá establecer las acciones necesarias y que posibilitarán la consolidación de la Industria Electrónica Fueguina”.

Finalmente, el Legislador y referente de la UCR-Cambiemos en la provincia, evaluó que “sin lugar a dudas ha sido un acuerdo beneficioso para todos los sectores, garantiza la continuidad de las fuentes laborales, la industria y proyecta un futuro próspero para Tierra del Fuego”.