El legislador oficialista Federico Bilota cuestionó duramente las voces contra la expropiación de los terrenos rurales para el avance de la obra del Corredor del Beagle.  “Hay algunos que tratan de confundir qué es lo que se votó ayer o mezclan todo” señaló el Legislador, al tiempo que aclaró que “ayer votamos un proceso de expropiación con respecto de dos predios rurales, por donde va a pasar una traza definitiva”.

En contacto con Fm La Isla, Bilota dijo: “no entiendo cómo se puede llegar a hablar para confundir a la gente que nosotros aprobamos una traza, que vamos a apoyar sobre yacimientos arqueológicos”.

Recordó que “del análisis que se hizo durante varios meses respecto del estado dominial de algunas de esas parcelas rurales, algunos tienen propietarios con título de prioridad, muchos son tierras fiscales. Se fue acordando con cada uno de ellos, se fue resolviendo cada una de las situaciones”.

El parlamentario insistió en que “lo que se trata este asunto es expropiar esa franja para declararla de utilidad pública y que sea de dominio público” y remarcó que “la legislatura tampoco aprueba trazas definitivas”. Agregó que el proceso de expropiación abre la posibilidad de que “se pueda avanzar en función de lo que habíamos votado hace un tiempo que es la toma del endeudamiento de un préstamo internacional, la asignación de recursos para hacer un corredor costero, probablemente la obra más importante de esta gestión”.

“En vez de boicotear estos proyectos nos deberíamos sentir orgullosos que la provincia está avanzando en obra pública” disparó el legislador del Frente Para la Victoria.

Consultado sobre sus expresiones, y en particular sobre el boicot, el también presidente del bloque oficialista opinó que “algunos arrancaron la campaña mucho antes, y nosotros estamos gobernando. Hay una diferencia notable”.

“Cuando uno está en campaña se prestan a la demagogia, se presta a la confusión, se presta a defender intereses particulares. Nosotros estamos gobernando” planteó, y advirtió que “hay que leer un poquito el pliego de base, de adjudicación de la obra, que establece concretamente que hay que hacer el proyecto de obra definitivo y después la obra. En ese proyecto de obra, que lo tiene que hacer la empresa, va a estar regulado por todos los organismos del Estado”.

Respecto de la traza definitiva, advirtió que “hay muy rigurosas leyes respecto de cómo se tiene que hacer un camino si se encuentra con un yacimiento arqueológico, por dónde dice la traza”.

Cuestionó que se utiliza “decir que la traza tentativa es la definitiva, y la verdad es que es tentativa” insistió, y adelantó que “la traza definitiva va a surgir de la resolución de la audiencia pública que corresponda, respectando obviamente el patrimonio cultural, perjudicando lo menos posible a los propietarios”.

Bilota resaltó que “no podemos estar confundiendo permanentemente a la gente que hay un cheque en blanco que hay una topadora que va a pasar rompiendo todo. No es así”, y recordó que no se trata de un proyecto nuevo. “lo que es novedoso es que lo podamos encarar”.

Consideró por último que “hay un poco de mezquindad de decir que nosotros lo vamos a hacer mal cuando siquiera empezamos a hacerlo”.