Así lo afirmó la gobernadora Rosana Bertone luego de anunciar la ampliación del bono de fin de año para jubilados y pensiones RUPE, y el incremento del piso salarial a $25000 para los empleados estatales.

“Hemos realizado junto a todos ustedes un enorme sacrificio, porque teníamos trabajadores del estado que estaban muy bajos, y esto es para que puedan tener la canasta básica. Vamos a poder pagar el aguinaldo, los salarios y el bono”, dijo la mandataria.

Bertone destacó el pago a los jubilados ya que “antes solo cobraban los jubilados que habían hecho un amparo”, y agregó que “uno siempre tiene expectativas de esta mejor, sobre todo que el sector público esté mejor, y el estado ha mejorado el nivel de prestaciones en cada área porque tomamos una decisión política”.

“Decidimos desde noviembre del año pasado que no íbamos a pedir más ayuda de ATN ni de adelantos de coparticipación, porque poníamos más deuda en nuestra provincia”, aseguró la gobernadora, y afirmó que “no nos vamos a pelear con Nación, pero sí necesitamos tener autonomía, lo que nos va a posicionar como otras provincias de argentina”.

También se refirió a lo que ocurrió con la fallida final de la copa Libertadores: “Me duele ver como esta nuestro país, que ni siquiera se puede organizar un partido”, y agregó que en Tierra del Fuego “hemos logrado la paz social, esto es importante para seguir creciendo”.