El plan nacional de becas para jóvenes abarca a aquellos que deseen terminar el primario o el secundario, estudiar en la universidad o realizar distintos cursos de formación profesional.

El programa incluye un aumento importante del monto de la beca, que hasta el año pasado era de $900 mensuales. Para los estudiantes universitarios de carreras estratégicas, el aumento mínimo es de 66%, con la posibilidad de llegar hasta los $4900 mensuales a medida que avancen sus carreras. Para los secundarios y de formación profesional, el aumento es del 16%.

“También el Programa establece mayores responsabilidades. Los estudiantes universitarios, por ejemplo, deberán aprobar la mitad más una de las materias de su programa de estudios, cuando antes se les exigía que aprobaran sólo dos materias; Si aprueban el 100% de sus materias con un promedio de 8 o más, tendrán un premio extra: recibirán a fin del ciclo lectivo un pago que duplicará su beca del año”, destacó el legislador nacional Gastón Roma.

Becas Progresar está abierto a todos los jóvenes de 18 a 24 años con un ingreso familiar total de hasta 3 salarios mínimos vitales y móviles. En el nuevo diseño, se amplía hasta 30 años la edad para terminar sus estudios (sólo universitarios) de quienes ya son parte del programa.

Por último, Roma resaltó que “para incentivar la formación de docentes se aumentan la cantidad de becas para profesorados estratégicos con montos de hasta $7.400 para estudiantes avanzados de profesorados estratégicos que cumplan con todo el plan de su carrera, mientras que, administrativamente, el programa pasa de la ANSES, donde había estado desde su creación, en 2014, al Ministerio de Educación, lo que permite unificar en un programa todas las líneas de becas del Gobierno”.