Así lo afirmó el ministro de educación Diego Romero y aclaró que las explicaciones sobre esta polémica “las tendría que dar Horacio Catena, que presentó esa nota al ministerio, donde ni pide autorización, sólo informa sobre los bachilleratos”.

Romero dijo que todo lo que se instale dentro de la provincia tiene que pasar por el ministerio de educación, “en la provincia tenemos que comenzar por la autoridad de las jurisdicciones para la aprobación de los títulos. No importa que haya una provincia que haya autorizado esos títulos, los habrá autorizado esa provincia, pero acá no está autorizada, entonces los títulos no son oficiales en nuestra jurisdicción.”

“No sé cómo aparecen estas complicaciones, hay que tener autorizaciones pertinentes, porque el estudiante tiene que certificar sus estudios. Primero hay que pedir autorización de los ministerios y después de nación”, aseguró el ministro por FM De Sur.

“Todo lo que se propone a un estudiante y no tiene los papeles en regla yo diría que es una estafa”, afirmó Romero, y volvió a referirse a Catena diciendo que “un secretario gremial sabe el recorrido para el otorgamiento de los títulos”.