Por Elías García.

La campaña de detección de Hepatitis C que organiza el Rotary Club avanza con éxito en la ciudad de Río Grande y en las dos primeras jornadas se acercaron unos 80 vecinos, tanto en el Centro de Salud Municipal “Vicente Ferrer” como en el “Malvinas Argentinas” de Chacra XIII.

El cronograma indica que la actividad se trasladará al Centro de Salud de la Margen Sur, durante toda la jornada de hoy, y mañana se instalará en la Casa de Jóvenes, sobre la calle Isla de los Estados. En tanto, el día viernes será el último día de campaña, en lugar a confirmar, siempre en el horario de 10 a 15.

Al respecto, la directora del Centro de Salud “Vicente Ferrer” comentó que “el Rotary Club, a través de toda su cadena internacional, provee todos los insumos para que podamos llegar a la ciudad con un test rápido de Hepatitis C”.

“Nosotros, desde la Secretaría de Salud, ponemos los profesionales, enfermeros y atendemos a la persona en el caso de que los resultados sean positivos o negativos, y ver cómo se sigue”, precisó.

Por tratarse de una enfermedad sin síntomas claros, la doctora recomendó aprovechar la instancia. “(La Hepatitis C) produce una patología que no se visualiza, pasa desapercibida y la persona puede tener 20 o 30 años con el virus sin que los síntomas sean importantes y después, de golpe, aparece una cirrosis o un cáncer hepático, por ejemplo”, profundizó.

En cuanto al procedimiento tras un resultado positivo, Mensato explicó que “se hace otro estudio de laboratorio que es confirmatorio, los pacientes van al laboratorio municipal y se hace una extracción de sangre”.

Además, “hay un programa a nivel nacional que provee los medicamentos y es una enfermedad que tiene una cronicidad, que permite llevar una vida normal”.

Después del test inicial, también se consulta a los pacientes “si se vacunaron con Hepatitis B, en el caso de que no la tengan también tenemos la vacuna disponible”.