Rusia pidió autorización para registrar su vacuna contra el coronavirus en Europa, mientras el aumento de los contagios sigue alterando la normalidad en países como Irlanda, que suspendió su desfile de San Patricio por segundo año consecutivo o los Países Bajos, donde se impuso un toque de queda por primera vez desde que comenzó la pandemia.

El Fondo de Inversiones Directas Ruso (FIDR) informó que expertos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) mantuvieron una consulta científica con los desarrolladores de la Sputnik V en la que participaron más de veinte expertos y científicos.

“Las recomendaciones en base al debate serán enviadas a los desarrolladores de la vacuna Sputnik V en el transcurso de los próximos 7 a 10 días”, indicó el FIDR. (Telam)