Tras la firma del plan de competitividad, bajaron los precios de los dispositivos electrónicos, lo que está alentando mayores ventas de televisores de cara al mundial de Rusia.

El polo electrónico de la provincia muestra un aumento de la producción de dispositivos electrónicos, y un incremento en su nivel de competencia, acortando la brecha respecto del mercado que en los últimos años fue tomado como referencia: Chile.

Luego del acuerdo sectorial que involucró a las compañías que producen marcas propias y bajo licencia, a la UOM y a los gobiernos nacional y provincial, el presente de Tierra del Fuego luce más promisorio.

El pacto de competitividad estableció la suspensión de paritarias por el término de 24 meses a partir de junio de 2018, además de una agenda de trabajo para avanzar con mejoras en temas como ausentismo, procesos logísticos y simplificación aduanera.

Según el portal i Profesional, en el primer bimestre del año salieron de las líneas de montaje más de 570.000 unidades LED, un 90% por encima del mismo lapso de 2017.

También, en el sector prevén un mayor despegue del mercado de equipos de aire acondicionado, que se había mantenido planchado en los últimos dos años.

Pero, más allá de estos rubros, la categoría que promete reactivar aun más al sector es la de teléfonos celulares, que estaría comenzando a incentivar una nueva corriente de inversiones.

Según fuentes del sector, dos empresas clave de este negocio, como Nokia y la china Xiaomi, están tanteando a fabricantes locales para comenzar a producir equipos en isla.