Esta tarde, los bonos argentinos operan con pérdidas promedio de 4% en el exterior, un día después de que el Gobierno anunciara que va a utilizar el período de gracia de 30 días para evitar pagar unos u$s 500 millones que vencieron ayer, mientras espera la respuesta de los bonistas a su propuesta de reestructuración de deuda.

El Riesgo País suma 268 puntos para volver a las 4.057 unidades. Se da en un contexto de leves bajas de los mercados de referencia.

El índice elaborado por la JP Morgan, el cual mide la diferencia entre el rendimiento de los bonos argentinos y títulos similares de los Estados Unidos, había llegado a cerrar en 3.429 unidades en las primeras ruedas posteriores a la primera presentación de la oferta argentina para el canje de unos u$s 68.000 millones de deuda ley extranjera.

Los operadores contaban con poca información nueva para tomar decisiones en la mañana de hoy. El contexto internacional, sin nuevos derrumbes en los mercados de referencia, no alcanzaba tampoco para influir en la tendencia.

Sin embargo, el miércoles, la Argentina presentó ante la Securities and Exchange Comission (SEC) de los Estados Unidos el detalle de su oferta de canje por nuevos bonos de los papeles en moneda extranjera y regidos por tribunales del exterior.

Por su parte, el índice accionario S&P Merval caía un 1,3%, a 30.152 unidades, en contraposición con la tendencia de sus pares externos, en una plaza con pocos negocios.