El presidente Alberto Fernández lanzó en Olivos el plan Argentina Construye que se propone inyectar 29 mil millones de pesos en los próximos meses con el objetivo de crear 750 mil puestos de trabajo con la construcción de 5 mil viviendas, que se agregarán a las que ya están en marcha, y otras tareas de refacción en los barrios populares. “La construcción de vivienda es una muy buena forma de poner en marcha una economía que estaba muy quedada, porque tiene un efecto multiplicador, y porque gran parte de lo que se necesita para construirla no tenemos que importarlo de ningún lado, sino que lo hacemos nosotros”, sostuvo el Presidente en la presentación en la quinta de Olivos junto a empresarios, sindicalistas y dirigentes sociales de un proyecto que evaluó como “muy ambicioso” para estos momentos.

El Argentina Construye agrupa varias iniciativas elaboradas desde el ministerio de Habitat y Vivienda que encabeza María Eugenia Bielsa. “Once líneas”, especificó la ministra sobre el programa que, aseguró, permitirá recuperar “la construcción de vivienda con mayúscula” en el país, en articulación con gobiernos locales, pymes, cooperativas, gremios, mutuales y trabajadores independientes.

Las 11 líneas de trabajo que mencionó serán: mejoras en organizaciones comunitarias, equipamientos comunitarios, construcción, refacción y ampliación de viviendas, lotes con servicios, mejoramientos con microcréditos, conexiones domiciliarias, mejoramiento conexión de gas, núcleos sanitarios y completamientos barriales. Cada línea cuenta con su propia proyección de número de obras, su localización, sus destinatarios, sus constructores y los actores políticos a cargo, por lo general provincias y municipios.

Los puntos principales del plan Argentina Construye

  • Contempla la creación de 750.000 puestos de trabajo genuino directo e indirecto para los argentinos y las argentinas entre 2020 y 2021.
  • Busca dinamizar la obra pública, privada y de todas las industrias relacionadas a la construcción.
  • Implica una inversión de 28.992 millones de pesos en los próximos meses. Con este aporte, se proyecta la construcción de 5.500 nuevas viviendas que se suman a las más de 30.000 en las que el Estado ya está trabajando.
  • Generará en los próximos meses nuevos lotes urbanos con servicios disponibles para la construcción de viviendas. También se desarrollará equipamiento comunitario atendiendo la emergencia en coordinación con organizaciones sociales de todo el país.
  • Abordará además el déficit cualitativo habitacional, a través de 200 mil microcréditos para la compra de materiales y la refacción de ​42.900 unidades, con especial atención en los núcleos sanitarios del NOA.
  • Permitirá que 4.000 organizaciones de todo el país, ​que realizan tareas esenciales en los barrios populares, reciban subsidios para la compra de materiales con los que podrán acondicionar espacios comunitarios.
  • El programa se llevará adelante en articulación con gobiernos provinciales, municipios, organizaciones de la comunidad, pymes, cooperativas, mutuales, gremios y empresas de servicios públicos.

 

 

Página 12