Así lo reveló la doctora Valeria Carreras, abogada de un grupo de familiares de los marinos desaparecidos, quien aseguró que “las líneas han venido sufriendo sospechosas alteraciones en sus configuraciones”.

Un informe del Laboratorio de Seguridad en las Comunicaciones de la Universidad Tecnólogica Nacional (UTN) confirmó que al menos el teléfono celular de la mujer de un tripulante del submarino ARA San Juan se encuentra “intervenido” por una computadora especializada en inteceptación.

La abogada adelantó que en las próximas horas “se aguardan pericias en una docena de aparatos y líneas que han venido sufriendo sospechosas alteraciones en sus configuraciones”.

Asimismo, durante la interpelación al ministro de Defensa, Oscar Aguad, la esposa del Oficial Diego Wagner -otro de los 44 desaparecidos- relató circunstancias extrañas ocurridas en los archivos compartidos en grupos de WatsApp con el celular de su marido, lo que generó la sospecha de que alguien pudiera estar intrusando la línea del marino.

Luego del relato, otros familiares coincidieron en situaciones similares. Por esta razón, con la expresa autorización de las esposas de los tripulantes- el Laboratorio de Seguridad en las Comunicaciones de la UTN, a cargo del ingeniero Ariel Garbaz, realizó una pericia en la que verificó que una de las líneas había sido “interferida”.

Según el informe, “la línea se encontraba interceptada por una computadora que reaccionó atacando a nuestros equipos con contramedidas típicas de los Interceptios Management Systems”. Carreras denunciará este lunes ante la Justicia el grave episodio y pedirá que disponga la revisión de todas las líneas de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.