Uno de los dos sindicatos de los árbitros (SADRA) analizó suspender los partidos cuando los hinchas insulten al Presidente. “Lo estamos analizando. Estamos viendo la cuestión legal. Si se encuadra dentro de un acto de discriminación”, le confirmó esta mañana el secretario general del gremio, Guillermo Marconi.

 

Los insultos al presidente comenzaron en el Nuevo Gasómetro, durante el clásico que San Lorenzo empató con el puntero Boca, y siguieron en el Monumental durante el polémico partido de  River -Godoy Cruz.

 

El último fin de semana se pudieron escuchar insultos a Macri en las canchas de Huracán, Independiente y Chacarita. En el Gobierno sostienen que los cantitos contra el Presidente son orquestados por sectores políticos vinculados al Partido Justicialista, a “los Moyano y los Barrionuevo” y a la Cámpora para generar un “mal clima” en contra. “Le molesta cuando lo insultan”, admitieron en el entorno de Macri.

 

Fuente:Clarín