Una vez más, concejales y remiseros intercambiaron críticas y reproches dado el reclamo que los trabajadores llevaron nuevamente ayer a la institución como minutos antes lo hicieron en el Municipio porque aseguran que no podrán renovar las licencias en los plazos establecidos en la Ordenanza.

Los concejales Raúl von der Thusen, Miriam Mora, Verónica González y Paulino Rossi tuvieron miradas distintas con respecto al reclamo de los remiseros al tiempo que le reprocharon a los representantes del sector algunas declaraciones públicas efectuadas esta semana.

A modo de conclusión, el promotor del encuentro, el concejal Raúl von der Thusen manifestó que los remiseros, “hoy a la mañana tuvieron, al parecer, un principio de acuerdo con el Municipio, y que va de la mano con  el proyecto que había presentado en su momento que es la suspensión de la Ordenanza 3673/17 y permitir que los remises puedan ser habilitados para el próximo año, y seguir trabajando con normalidad”.

El edil recordó que la “ordenanza 3673 unifica las tarifa de taxis y remises, lo cual creo que la unificación de la tarifa es inconstitucional porque el Estado no puede regular la tarifa de un servicio privado, pero si lo puede hacer con el servicio público como lo es con los colectivos, o con el servicio de taxis” ya que “la Municipalidad lo que hace es controlar su funcionamiento, y darle su habilitación, pero no puede regular la tarifa”.

Explicó además que la Ordenanza establece que la “espera se va a cobrar luego de los 60 segundos, esto es lo que cumple el remis, pero el reloj del taxis no cumple con esta Ordenanza porque la espera es cada 20 o 30 segundos, por eso es la diferencia de tarifa entre taxis y remises, entonces hay un error en los relojes de los taxis”.

Con respecto de la homologación indicó que “la homologación no es el tema principal para ver cómo se desarrolla el servicio de taxi o de remis, sino que acá la diferencia se va a dar en el cumplimiento o no de la Ordenanza 3673, que es la que regula las tarifas”.

También opinó que “no se unifiquen porque es importante tener una sana competencia entre taxis y remises, de lo contrario se convertiría en un monopolio, y es a lo que el estado se debe comprometer para que no suceda”.

Discusión de 18 meses

Por su parte, la concejal Miriam Mora recordó que la “ordenanza 3673/17 fue aprobada hace 18 meses, este año los remiseros han manifestado la disconformidad con la ordenanza, y después de varias reuniones se ha llegado a un principio de acuerdo para suspender esta ordenanza en la sesión de la próxima semana, atendiendo el reclamo de los remiseros, y entendiendo para que puedan seguir trabajando”.

Con respecto a los beneficios que tendrían en relación a la suspensión de la ordenanza, Mora indicó que lo “primero sería con el tema del reloj, donde manifiestan que no existe un reloj para remises, siendo que existe uno que está homologado como corresponde por el INTI, pero es una discusión que ya lleva 18 meses desde que la ordenanza fue aprobada, hay que habilitar los vehículos para el año que viene para que puedan seguir trabajando”.

Además reconoció que “la situación está muy compleja, la crisis económica y la desocupación es muy grande, lo que menos queremos tener es más desocupados, por lo cual vamos a seguir trabajando en conjunto con el Municipio, y los remiseros  esta suspensión de la ordenanza para que no sea inmediato todos los cambios que se solicitan en la ordenanza 3673”.

Ordenanza “inconstitucional”

En diálogo con FM del Pueblo, Luis Medina -uno de los trabajadores que se manifestaron este miércoles en el Municipio- detalló que fueron recibidos por el subsecretario Daniel Facio “y lo que reclamamos es lo mismo que vinimos a plantear ayer (por el martes), porque queremos hacer la renovación anual y nuevamente fuimos objetados”.

“El Municipio dice que ellos van a hacer cumplir la ordenanza 3673/17, en la que dice que tenemos que utilizar el taxímetro, así que hasta que no tengamos el taxímetro puesto no nos van a habilitar”, señaló.

Medina recordó que “hubo un par de remiseros que firmaron un acta acuerdo de que ponían los taxímetros y ellos les daban una prórroga”, aunque remarcó que ese acuerdo no es acompañado por la totalidad de los trabajadores: “Nosotros no queremos poner taxímetros y consideramos que la ordenanza es inconstitucional”, dijo.

Para el trabajador del volante, la ordenanza 3673/17 “en su momento tendría que haber sido vetada por el Ejecutivo municipal”, entendiendo que “no nos pueden obligar a poner un taxímetro”.

Sobre la reunión con el Municipio, Medina señaló que “se vieron posibilidades y lo que nos plantea el Ejecutivo es que nos contactemos con el INTI y si hay una posibilidad de homologar los relojes que tenemos actualmente puestos en los remises, ellos se comprometen a darnos el tiempo que lleve hacer todo el papelerío y todo el mecanismo legal, que puede llevar un año o un año y medio”.

“Nosotros queremos algo por escrito que nos garantice que no nos va a perjudicar normalmente en nuestro trabajo hasta tanto tengamos una respuesta del INTI o podamos homologar los relojes que usamos actualmente”, agregó.

Sobre la reunión en el Concejo Deliberante, Medina sostuvo que “los concejales tienen, si es por su voluntad, la posibilidad de emitir un proyecto de ordenanza suspender la ordenanza 3673 hasta tanto haya una solución”.

“Lo que pueden hacer los concejales si tienen voluntad es presentar un proyecto para suspender la ordenanza vigente hasta tanto nosotros podamos regularizar la situación o modificar la ordenanza 3673”, agregó.

Y cerró: “Son nuestras de fuentes laborales las que están discusión y vamos a pelearla hasta el final”.