Ayer tuvo lugar una nueva manifestación en la puerta de la fábrica, donde los obreros mantienen una ocupación pacífica de las instalaciones, ante los rumores de un supuesto remate de las mismas.

De la protesta participaron los sindicatos SOEM, la CGT, SUTEF, AFEP, UTEDYC, Centros vecinales y las familias de los obreros que mantienen la ocupación.

“Nosotros convocamos a los medios, y a los amigos para que sepan de la situación. Estamos adentro de la planta y hay una medida penal que impide el ingreso de alimentos y medicamentos”, dijo Eber Frau, uno de los obreros de Ambassador, por Fm masters.

Según una resolución judicial emitida por la Jueza Barrionuevo, se prohibió el ingreso de bebidas y alimentos a la planta. Además, se dispuso una consigna policial permanente, con la orden de que la personas que salgan de la planta no puedan reingresar.

“Nos parece injustificado porque siempre fue pacífica nuestra comunicación. Hemos judicializado el tema, hemos buscado la forma de comunicarnos con la empresa, pero no hemos recibido respuesta. Hemos decidido estar en la planta y resguardar nuestros puestos. Queremos que el gobernador sepa que queremos trabajar, no somos delincuentes”, aseguró el empleado.

Y agregó: “Desde la UOM nunca se apersonaron acá. Y de la empresa no ha venido nadie”.