Además de comprar la situación argentina con la de Brasil o Chile, donde la proporción de muertes por coronavirus por cada millón de habitantes es mucho mayor, el Presidente se refirió a las medidas económicas aplicadas para evitar el colapso de empresas y trabajadores por igual.

“Piensen que Brasil hoy tiene cerca de 50 mil muertos y cinco veces la cantidad de habitantes que tiene Argentina. Si Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil hoy tendría 10 mil muertos. Dense cuenta que el esfuerzo que hemos hecho ha tenido mucho sentido. Chile tiene un tercio de los habitantes que tiene la Argentina, y 10 veces más cantidad de fallecidos por cada millón de habitantes”, convino Alberto Fernández.

“El problema económico no es la cuarentena, es la pandemia, y eso afecta a todos por igual. ¿Dónde está la incidencia de la cuarentena? En la cantidad de fallecimientos. Ahí uno se da cuenta que tuvo sentido el esfuerzo”, reforzó.

Con ese panorama el Presidente anunció la implementación de una cuarentena estricta para el AMBA que podría también aplicarse en zonas del país con una alta incidencia de casos, como ocurre en el Chaco.

El servicio de transporte público quedará limitado a personal de los servicios escenciales a partir de las 0 del lunes que viene. Quienes trabajen en esas áreas (salud, seguridad, producción o comercialización de alimentos) deberán renovar sus autorizaciones para circular.

“El miércoles 1ro de julio vamos a dar un paso más servero: vamos a pedirles a todos que vuelvan a aislarse en sus casas y sólo salgan para buscar provisiones que hagan falta para la vida cotidiana”, anunció Fernández.

También se frenará el empleo público y se incentivará el teletrabajo para evitar la circulación de trabajadores esenciales que no precisen estar físicamente presentes en sus puestos.

El Presidente también anticipó que “en las zonas que estamos afectando con este cierre vamos a seguir ayudando a las empresas con el ATP” por el que el Estado abona el 50% de los salarios de empleados formales. Se espera que tanto esa medida como la del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 continúen para los beneficiarios del AMBA en julio y agosto.

“El IFE ahora vamos a darlo por tercera vez en el AMBA, en Chaco y tal vez alguna otra zona que nosotros entendamos que deba entrar en la misma sintonía que proponemos para AMBA”, explicó el mandatario. Para los monotributistas y autónomos, el Presidente volvió sobre los créditos a tasa 0 con un tope de $150.000 que el Estado garantiza a quienes lo precisen para hacer frente a gastos por el tiempo que dure la cuarentena estricta.