Así lo expresó el presidente Alberto Fernández al exponer en el cierre de la Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción, junto al titular de la organización Iván Szczech, en el predio La Rural. “Tenemos que construir puentes, el primero es el puente hacia el diálogo y el consenso”, afirmó.

Fernández destacó el trabajo del Consejo Económico y Social, donde se han “logrado avances importantes, porque estamos convencidos de que la Argentina del futuro se construye a través del diálogo”.

“Es tiempo de escucharnos de terminar con los gritos altisonantes y de aprender a escucharnos entre nosotros para saber qué nos pasa, es importante ponerse en los zapatos del otro para saber cómo caminar hacia el futuro”, sostuvo.

“Le digo que sí a escuchar y gobernar, y le digo que no a la idea de encerrarnos, de creer que debemos gobernar sin escuchar al otro”, afirmó el mandatario, e insistió: “Sí al diálogo constructivo, a hermanarnos en la construcción de un país que nos cobije a todos”.

Además, pidió “construir un puente hacia la Argentina productiva y dejar atrás la Argentina de la especulación, que dejó millones de dólares fugados” y llamó a “construir un tercer puente, el de la justicia social”.

Para lograr esos objetivos consideró que la construcción debe tener un lugar destacado porque “es multiplicadora en materia económica” “Hablamos de gente que produce ladrillos, que produce madera, vidrio, acero, aluminio, es una actividad que hace confluir a tantas otras actividades que debemos valorarla mucho y tiene ese efecto multiplicador del trabajo que admiramos”, indicó el Presidente.

En ese sentido, señaló que su gobierno “apuesta a la construcción y este año multiplicamos por dos la inversión en obra pública, y el año que viene volveremos a aumentarla porque seguimos creyendo en la necesidad de la obra pública como creemos en la necesidad de la construcción de viviendas”.

“No nos hace feliz que en la Argentina haya tantos hombres y mujeres que perdieron el trabajo y hoy viven de la asistencia del Estado. Lo que debemos hacer es ver cómo convertimos planes sociales en empleo, devolverle la dignidad que da el trabajo a quien la haya perdido y reconstruir la cultura del trabajo”, remarcó.

Y recordó que el Gobierno anunció ayer el programa “A Construir”, que implica avanzar en la transformación de planes sociales en trabajo a través de la formación, capacitación profesional e inserción laboral formal en obras públicas nacionales, provinciales y municipales para personas beneficiarias de planes de asistencia social.

Finalmente, convocó a todos a “unir fuerzas y que las fuerzas sean decirle sí al diálogo y no a la obstrucción permanente, que digamos sí al que invierte y digamos no al que especula, que sigamos sí a la Argentina que merecemos y digamos no a la Argentina que tantos dolores nos trajo”.

Szczech, por su parte, destacó que la construcción lleva 12 doce meses consecutivos en los que crecen sus puestos de trabajo y celebró “la firme decisión de aumentar la inversión pública en épocas tan difíciles como las actuales”, ya que “se traduce en más empleo y desarrollo económico y social para todos los argentinos”.

En cuanto al plan “A Construir”, manifestó que desde la Cámara se encuentran “ansiosos de empezar a transitar este camino en favor de la producción y el trabajo formal que genera oportunidades de crecimiento para los argentinos”.

Además del Presidente, durante la Convención participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Transporte, Alexis Guerrera; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Consejo Económico y Social, Gustavo Béliz.

Índices de la construcción:

En el mes de septiembre crecieron en términos interanuales las ventas de todos los insumos relevados de la construcción. De acuerdo con el Indec, lideraron el crecimiento los despachos de Hormigón Elaborado (1.054,6% interanual), Ladrillos Huecos (1.012,2% interanual), Mosaicos graníticos y calcáreos (792,2% interanual) y Yeso (541,6% interanual). El acumulado de los primeros siete meses del año se verificó un incremento de 50,90% en las ventas de insumos para la construcción en comparación con el mismo período de 2020.

El momento más fuerte de la construcción fue en junio y julio, mientras que en agosto se recuperaron 80.000 empleos. Allí se ubicó 9% por encima del promedio de 2019, a punto de que julio de 2021. Fue el mejor julio de la historia, solo por detrás de julio de 2015.

El Índice Construya se ubicó en agosto cerca de los máximos históricos de 2013, 2015 y 2017. El indicador que nuclea la actividad de las grandes empresas del sector estuvo 26% por encima del promedio de 2019.

A nivel laboral, el empleo formal en la construcción repunta a razón de 5 mil puestos por mes por el creciente dinamismo de la obra pública y la privada.

Las expectativas netas de las empresas en relación a la contratación de personal para los próximos tres meses resultan positivas (+4,2%), con lo que consolidan la tendencia creciente observada desde hace cinco meses, tal como confirmó la Encuesta de Indicadores Laborales de octubre (con datos a agosto).

“Luego de una estrepitosa caída de la actividad, del 86% en abril del 2020, y del empleo, con 76 mil puestos de trabajo perdidos en la pandemia, a partir de agosto de ese año nos recuperamos durante 12 meses de manera ininterrumpida. Y superamos los niveles pre-pandemia” (Iván Szczech, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción)

HÁBITAT

El objetivo trianual 2021-2023 del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, a través del Programa “Casa Propia – Construir Futuro” es financiar 264 mil viviendas y 100 mil obras de mejoramiento. Para diciembre de 2021, la meta es 30 mil viviendas entregadas y otras 108.44 en ejecución.