Por Elias García.-

Sin consenso por parte de los delegados durante el último viernes, la UOM deberá dar respuesta a la propuesta salarial del 51% escalonado ofrecido por el sector empresarial. Algunas fábricas consideran insuficiente la oferta y no descartaron llegar a un nuevo paro.

Con marcadas disidencias entre los delegados de las distintas fábricas que componen la industria electrónica de Río Grande, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) deberá definir en las próximas horas una respuesta a la propuesta salarial conocida el martes pasado, consistente en un 51% de aumento (31% en julio, 10% en septiembre, 5% en diciembre y 5% en febrero del 2021).

La iniciativa de AFARTE comprende, además, el pase a planta permanente de la mitad del personal que, a la actualidad, se desempeña como contratado o Personal de Planta Discontinua (PPD); una situación de precarización laboral que nunca tuvo una resolución concreta (más allá de múltiples promesas incumplidas) y, en algunos casos, contempla bajo esta modalidad a empleados con hasta nueve años de antigüedad.

Por otro lado, también existe la posibilidad de que se abone una suma fija extraordinaria de 10 mil pesos por única vez para todo el personal, siempre que se acepte la oferta salarial.

Tras dos congresos de delegados el último viernes (uno por la mañana y otro por la tarde) en las instalaciones del gimnasio del gremio, aún los posicionamientos se mantienen distantes: el sector de las fábricas más grandes sería el mayoritario y pretende iniciar un tercer paro en el lapso de tres semanas, en rechazo a la propuesta, además de buscar un porcentaje mayor en materia salarial; mientras la otra parte plantea dar por aprobado, cuanto antes, las cifras mencionadas.

La posibilidad de la medida de fuerza, evaluada en asamblea en alguna de las plantas fabriles de la ciudad como BGH, podría implementarse este propio lunes, en una decisión que, por el momento, es ajena a la totalidad de la UOM. Cabe recordar que el gremio sí estableció medidas en el transcurso de este mes: el primer paro se realizó el lunes 8, por 24 horas, y el segundo el miércoles 17 y jueves 18, ante la falta de una propuesta de AFARTE.

El sector opositor intenta modificar, al menos, que la totalidad del pago del 51% se concrete en el transcurso del año y no se extienda hasta febrero del próximo.

La semana empezará con asambleas en al menos dos plantas fabriles de Río Grande, desde donde se esperan resoluciones para la propuesta.

En tanto, el próximo miércoles está previsto que se realice una nueva audiencia entre las partes (UOM y AFARTE). Cabe mencionar que, durante los últimos días, el gremio también tuvo participación en la primera reunión virtual de la Comisión del Área Aduanera Especial (CAAE), que tendrá como uno de los principales objetivos fortalecer la prórroga del subrégimen de promoción industrial de la provincia de Tierra del Fuego, que vence en 2023.