Durante las requisas de prevención que realiza la PSA, un pasajero que tenía como destino a la capital fueguina en el vuelo 7742 de Latam, activó las alarmas al pasar por el detector de metales.

En la requisa manual de la policía se detectaron bultos extraños en su abdomen. La inspección completa arrojó como resultado que el hombre de 43 años tenía adheridos al cuerpo dos paquetes conteniendo sustancia compacta blanca la cual, sometida a reactivo químico para clorhidrato de cocaína, dio positivo. En total había ocultado 1.515 dosis del estupefaciente fraccionadas en dos paquetes.