Por Elias García.- Aún sin fecha de retorno para el inicio de las clases presenciales, la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF) convocó a la Comisión de Condiciones y Ambiente de Trabajo junto a los gremios docentes, en pos de determinar las condiciones en el marco de la pandemia del COVID-19.

Mónica Frías, secretaria General de la Asociación de Docentes Universitarios Fueguinos (ADUF), comentó en la previa del encuentro, varias cuestiones para analizar como la posibilidad de avanzar en exámenes finales pospuestos, la voluntariedad de los docentes ante la posible vuelta presencial y la vacunación para el sector.

“Quedaron pendientes el año pasado, mientras nos virtualizábamos, los exámenes finales de algunas materias que no se pueden tomar en modalidad virtual. Los estudiantes se están atrasando por eso, nosotros desde ADUF creemos que las condiciones sanitarias permitirían, con los debidos protocolos, que pequeños grupos o un estudiante se encuentre presencialmente en la universidad con el docente para que los estudiantes puedan atravesar esa instancia necesaria de acreditar sus saberes y avanzar en la carrera”, planteó por FM Master’s.

Entre otros puntos, Frías también hizo mención a la última paritaria, donde quedó establecida “la voluntariedad de las modalidades”. “La modalidad en que vuelvan los docentes universitarios va a ser voluntaria, nadie va a estar obligado a volver a la presencialidad y se pautaron una serie de modalidades: la virtual, la presencial y la mixta. Dentro de la virtual establecimos que exista la posibilidad que esa virtualidad se dé desde la universidad, en el aula, con los medios de la universidad como lo exige el Convenio Colectivo de Trabajo”, recalcó.

“Hubo docentes que pagaron hasta 4 o 5 mil pesos por mes para dar clase. Los docentes universitarios pagamos por trabajar el año pasado. Eso no puede volver a suceder. Hay situaciones de docentes que someten a su familia al silencio, al estar quietos para poder dar la clase virtual desde sus hogares. Tampoco eso es admisible”, repasó la dirigente gremial.

Por el gasto que ocasionó al sector, “el año pasado se estableció un bono por esa situación que todavía no se empezó a pagar”. “Nosotros desde ADUF peleamos para que sea universal, no se logró y no sabemos cómo va a ser el criterio para pagar eso. La universidad y el otro sindicato establecieron que sería en ocho cuotas para lograr el monto que se empezaría  apagar en marzo por un gasto que el docente erogó en 2020. Son cosas que tenemos que tratar porque el docente va a seguir con ese gasto”, mencionó.

Respecto a las vacunas, Frías expresó que se consultará “qué lugar ocupan en la prioridad los docentes”, ya que “es fundamental que los docentes universitarios podamos vacunarnos y tengamos acceso”, teniendo en cuenta que “muchos docentes universitarios tienen más de 60 años”.

Al ser consultada por el listado de inscriptos que abrió la Universidad Nacional de Tierra del Fuego para acceder a la vacuna, Frías señaló que “parece útil”, aunque “la vacuna es voluntaria”.

“El registro es importante porque ahí se manifiesta la voluntad. Aquel que se registre manifiesta la voluntad de vacunarse. Es una base de datos que tiene que estar”, aseguró.

Frías descartó, de cara al inicio de las clases, que las clases virtuales puedan replicarse en más de oportunidad ante distintos grupos de alumnos. ”Es una gran preocupación de ADUF que planteamos en la última reunión paritaria. En ningún caso la modalidad puede implicar una sobrecarga de trabajo del personal docentes. Está convenido en nuestra acta paritaria”, afirmó.

“La virtualidad significó mucho más trabajo que la presencialidad, eso lo aprendimos el año pasado. No se va a repetir la clase, no está dispuesto que sea así y tenemos algunas soluciones para plantear en el ámbito paritario”, descartó.

Por último la dirigente de ADUF indicó que, si bien en los primeros años “siempre hay un abandono importante de alumnos” aún no hay cifras concretas desde la UNTDF.