La Aduana identificó en el aeropuerto de Ushuaia a una mujer que llevaba en su cuerpo medio kilo de cocaína. La pasajera proveniente de Buenos Aires intentó esconder las drogas mediante la ingesta de 41 cápsulas. También intentó ocultar un paquete en su cuerpo.

Los controles de rutina llevados a cabo por el personal de la Dirección General de Aduanas (DGA) detectaron el nerviosismo de la mujer y procedieron a la inspección de su equipaje de mano como de su identificación.

Durante el procedimiento se realizaron distintas consultas a la pasajera que evidenciaron su incomodidad y dificultad para responder preguntas sencillas sobre el viaje hasta que reveló que había ingestado las cápsulas y que tenía otro paquete en su cuerpo.

Los agentes aduaneros dieron intervención a la justicia y la Policía de Seguridad Aeroportuaria y se dispuso el traslado de la mujer al hospital regional. Allí eliminó en el transcurso de la noche 41 cápsulas.

Cabe mencionar que la persona no presentó mayores contratiempos de salud.