El crucero Crystal Endeavor llegó ayer al puerto de Ushuaia por primera vez para comenzar su itinerario hacia la Antártida. No obstante, se había tomado conocimiento por parte de las autoridades sanitarias, portuarias y provinciales respecto de un caso positivo COVID 19 confirmado en viaje desde Panamá.

Ante esto se activaron todos los protocolos vigentes y al arribo del barco, subió personal de la Clínica San Jorge, que está contratada por la agencia marítima, para realizar los hisopados a las 213 personas a bordo entre tripulantes y staff.

Según el Director de la Clínica San Jorge, Carlos Sánchez Posleman, “en Panamá subieron contratistas y uno de ellos subió con síntomas. El Test de antígeno le dio positivo y el PCR dio negativo”.

“El buque tiene protocolo y medidas de bioseguridad muy rigurosas”, le dijo Posleman a este diario, y explicó que 3 tests dieron todos negativos.

Al cierre de esta edición, se estaban realizando 213 muestras, cuyos resultados se conocerán durante la jornada de hoy.  Cabe destacar que desde el puerto de Punta Arenas rechazaron cualquier tipo de ayuda a este buque.

“Nosotros fuimos totalmente opuestos a esto y activamos un protocolo en el puerto. En Punta Arenas era para la atención de la gente y el testeo”, concluyó Posleman, y destacó “el rápido y coordinado accionar entre la clínica y el servicio público”.

Además del personal laboratorista de la Clínica San Jorge, participaron del operativo el Ministerio de Salud de la provincia, la DPP, Sanidad de Fronteras la Prefectura Naval, y el doctor Roberto Avellaneda.