Las 42 consultoras y entidades financieras que participaron del último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central (BCRA) pronosticaron que el dólar oficial cerrará el 2021 a $105, valor levemente inferior al previsto en el último REM, en el que se había estimado un precio de $105,80.

De cumplirse estas proyecciones, el incremento anual del tipo de cambio alcanzaría el 27,1%, más de 20 puntos por debajo de la inflación estimada del 48,2%.

El promedio de quienes mejor pronosticaron esta variable para el corto plazo indica que el tipo de cambio nominal para diciembre de 2021 se ubicaría en $105,2, cifra ligeramente superior a la mediana del relevamiento prevista por la totalidad de participantes, e inferior al valor que pronosticaban a fines del mes pasado aquellos participantes que componían el TOP-10 ($105,6).

No obstante, el mercado advierte que en 2022, año no electoral, el tipo de cambio acelerará su ritmo de ajuste, dado el atraso de estos últimos meses y la escasez de reservas. Según las proyecciones, el año que viene, el valor de la divisa podría ascender a los $155,86, lo cual significaría una devaluación del 48,4%.