El próximo 8 de marzo se realizará el Paro Internacional de Mujeres, en un contexto nacional en el que el debate social por el derecho al aborto llegó a la esfera política, siendo ese mismo día el elegido para debatir la despenalización del aborto en el Congreso nacional.

Una de las organizadoras del 8M en Río Grande es Verónica Portillo, quien relató por FM Del Pueblo que en las distintas asambleas las mujeres llegaron a la conclusión que “la situación de opresión no ha cambiado nada, pese a que la cuestión feminista integra la agenda pública”.

“Paramos porque en 2017 hubo 254 femicidios, porque seguimos ganando menos que los hombres, y en este contexto de crisis, las mujeres somos las más afectadas, porque tenemos que salir a buscar la comida de los hijos. Todavía estamos en condiciones de desigualdad en el trabajo doméstico, que no es reconocido y que nos quita tiempo para realizar otras actividades”, manifestó Portillo.

Respecto a la definición por parte de Cambiemos de dar lugar al debate por una ley de despenalización del aborto en el Congreso, Portillo opinó que es un titular más de la campaña del macrismo.

 

“A la hora de tomar una decisión política hacen totalmente lo contrario. Salen a decir que están a favor del aborto y siguen vaciando los programas de salud pública, siguen restringiendo derechos”, dijo la referente.

Portillo señaló que el aborto es un tema de salud pública “que no tiene que ver con principios morales o religiosos, es un derecho humano que tenemos las mujeres. Penalizar el aborto hace que tengamos que acceder a un aborto clandestino, mientras que las que no tienen esos recursos ponen en riesgo su vida”.

Las actividades previstas para el 8M comenzarán a las 15 hs con una radio abierta y una ola popular en el Ministerio de Trabajo. La marcha está convocada para las 17 hs, partiendo de la plaza principal, para dirigirse hasta la calle Belgrano donde se inaugurarán dos murales alusivos.

“El feminismo es justicia social, es igualdad, no odiamos a los hombres, no somos subversivas”, afirmó Portillo.