En el primer anuncio de una medida de gobierno desde que comenzó la pandemia del coronavirus, Alberto Fernández presentó en la Casa Rosada la reforma judicial que mandará al Congreso. El Presidente estuvo acompañado por la mayoría de los funcionarios del Poder Ejecutivo, miembros de la Cámara de Diputados y Senadores, la jueza de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco –la única del máximo tribunal que se hizo presente– y los once integrantes del consejo de asesores designados por el mandatario para modificar la Corte Suprema, entre los que se destaca la jueza de Tierra del Fuego, Maria del Carmen Battaíni.

“Busco hacer la república que todos reclaman pero algunos humillaron”, afirmó Alberto Fernández al comienzo de su alocución. Y ratificó las críticas hacia el Poder Judicial que había expresado el 1 de marzo durante la apertura de sesiones ordinarias: “Solo existe una organización de jueces que buscan satisfacer el deseo del poderoso. Digamos nunca más a una jJsticia utilizada para saldar discusiones políticas y nunca más a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno”.

Asimismo, defendió la norma, que fue redactada por Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Internos, y Vilma Ibarra, secretaria de Legal y Técnica: “Nadie puede sorprenderse de lo que estamos haciendo. El pueblo con su voto me acompañó y lo ratifiqué frente al Parlamento. Dispuse la intervención de la AFI. Ese organismo ya no cuenta con fondos reservados, no hace inteligencia interna y no influye en procesos judiciales”.

“Proponemos organizar mejor la Justicia federal. Estamos proponiendo una Justicia independiente que desarrolle los procesos con celeridad y eficiencia. Estamos construyendo una Justicia proba sobre la que no influyan los poderes mediáticos, fácticos y políticos. Si lo logramos habremos fortalecido esta democracia que tantas deudas tiene con los argentinos y argentinas. Y también habremos saldado una de esas deudas que la democracia tiene con la sociedad”, manifestó.

En su discurso, el jefe de Estado repasó los conceptos claves de la iniciativa, que ya habían trascendido los últimos días.

La reforma preve: 

  • La consolidación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Penal Económico.
  • La creación de 23 nuevos tribunales para terminar de conformar el fuero.
  • La unificación de las cámaras de apelaciones y la creación de tribunales orales, de fiscalías y defensorías.
  • Transferir a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la competencia para investigar y juzgar la totalidad de los delitos no federales cometidos en su territorio.
  • Unificación de la materia Civil y Comercial Federal con la que es propia del Contencioso Administrativo.
  • Creación del Consejo Consultivo para el Fortalecimiento del Poder Judicial y del Ministerio Público.

El Consejo de Asesores

El Gobierno también dictará un decreto por el cual crea un Consejo de Asesores integrado por 11 juristas que analizará el funcionamiento del Poder Judicial de la Nación. Concretamente la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Consejo de la Magistratura de la Nación, la Procuración General de la Nación y la Defensoría General de la Nación, que son las cabezas de la Justicia. También la aplicación de los juicios por jurados que están establecidos en la Constitución Nacional hace más de 100 años y que a nivel federal nunca entraron en vigencia. Los juicios por jurados se aplican en varias provincias.

El punto más esperado del Consejo será su mirada sobre el funcionamiento de la Corte Suprema y si propondrá que esté integrada por más jueces –hoy son cinco– y si su trabajo se debe dividir en salas temáticas.

Lo integran Carlos Beraldi, abogado de Cristina Kirchner, Inés Weinberg de Roca, ex candidata a la Procuración postulada por Mauricio Macri, Andrés Gil Domínguez, abogado constitucionalista, Omar Palermo, juez de la Corte de Mendoza, Carlos Arslanian, ex juez del juicio de las Juntas Militares, Enrique Bacigalupo, experto en derecho penal, Gustavo Ferreyra, constitucionalista, Marisa Herrera, experta en derecho de familia, e Hilda Kogan, Claudia Sbdar y María del Carmen Battaini, juezas de las cortes de Buenos Aires, Tucumán y Tierra del Fuego, respectivamente.

El coordinador de este consejo será Fabian Musso, quien trabajaba en el estudio de Esteban Righi. Mañana saldrá el DNU que dispone la creación.